Siria desafía a la Unión Europea

El régimen sirio prosiguió ayer con su ofensiva propagandística, esta vez de la mano del ministro de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, que se mostró todavía más desafiante que el presidente Bachar al Asad, acusando directamente a la Unión Europea de interferir en Siria y de querer sembrar el caos y la discordia en el país.

Una mujer siria y su hijo, ayer, en un campo de refugiados de Turquía
Una mujer siria y su hijo, ayer, en un campo de refugiados de Turquía

Siria dejará de cooperar con Europa y «olvidará» que se encuentra en el mapa, dijo Mualem, el cual aseguró que no se impondrá una zona de exclusión aérea sobre Siria como en Libia. Dirigiéndose a la comunidad internacional, a la que Asad no logró convencer con su discurso del lunes, Al Mualem destacó que Irán y el grupo chií libanés Hizbulá no están ayudando militarmente a Damasco, pero sí dan «soporte político», y advirtió que terroristas de Al Qaida podrían haberse infiltrado en el país. Además, prometió que Siria saldrá fortalecida de esta crisis y se convertirá en un ejemplo de democracia en Oriente Medio, sin un cambio de régimen ni una revolución.