El Liceo al borde del ERE

El teatro operístico no iniciará su nueva temporada hasta octubre

El Gran Teatro del Liceo
El Gran Teatro del Liceo

Los diferentes recortes de ayudas recibidas por las administraciones públicas están comenzando a afectar al Gran Teatro del Liceo de Barcelona. El director general del mismo, Joan Francesc Marco, anunció ayer las primeras medidas de una situación que definió como «muy preocupante», especialmente después de que el pasado 20 de enero la conselleria de Cultura hiciera público que reducía sus aportaciones en un 15 por ciento, lo que la limita a 9.428.000 euros para la nueva temporada. La decisión de la conselleria se suma al 30 por ciento de reducción del Ministerio de Cultura, que finalmente aportará 11.518.000 euros para esta temporada y 10.238.000 para la que viene.


«La última opción»
De momento, el Liceo no tendrá actividad artística en septiembre debido a las bajadas de las ayudas institucionales. Marco también anunció que ayer empezó a negociar con el comité de empresa sobre el futuro de la plantilla, hecho que podría llevar consigo un ERE, aunque esa «será la última opción. No vamos a despedir a nadie». Marco pide a los trabajadores la recuperación de las horas de trabajo de septiembre a lo largo de toda la temporada renunciando a derechos recogidos en su convenio laboral.

Otra medida es la subida del precio de las entradas, especialmente para aquellas producciones de más demanda popular. Desde un punto de vista artístico, la nueva temporada se iniciará en octubre con fragmentos de una versión de concierto de «Fausto» de Charles Gounod, en vez de la obra completa, aunque se complementará con «Escenas del "Fausto"de Goethe» de Schumann. En este sentido, Joan Matabosch, director artístico del teatro, aseguró que pueden existir recortes, pero «la calidad no es negociable».

El Liceo acogerá algunos estrenos, la ópera «Jo, Dalí», de Xavier Berenguel en coproducción con el Teatro Real de Madrid, y las óperas breves «Una tragedia florentina» y «El nan», de Alexander Zemlinsky, que se representarán juntas bajo la dirección musical de Marc Albrecht. Igualmente podrá verse por primera vez en España la ópera en dos actos «Le Gran Macabre», de György Ligeti, en la que se narra el fin del mundo de la mano de la compañía La Fura dels Baus y que supondrá el debut en Barcelona de Chris Merritt.


Recuerdo a Caballé
En esta nueva temporada, el coliseo apostará por reposiciones y óperas más comerciales, como «La Bohème», «Las bodas de Fígaro», «La flauta mágica» y «Aida», aunque también habrá espacio para algunas producciones especiales como «Pelléas et Mélisande», de Debussy, una de las óperas clásicas del siglo XX, que contará con el director teatral Bob Wilson como director de escena y con María Bayo y Yann Beuron en el reparto. Este título se complementará con otro, «Pelléas», de Arnold Schönberg en versión concierto. Otra de las obras esperadas será «Il burbero di buon cuore», de Vicente Martín Soler, con libreto de Lorenzo da Ponte, dirección musical de Jordi Savall y escénica de Irina Brook. El Liceo tendrá este año un recuerdo especial a Montserrat Caballé al celebrarse el 50 aniversario de su primera actución en éste. Así, la soprano realizará un concierto con el coro y orquesta del Liceo.