Juegos Olímpicos

ANÁLISIS: El proceso interminable por Julián Redondo

La Razón
La RazónLa Razón

–¿Qué es el TAS (Tribunal de Arbitraje del Deporte)?
–En 1981, Juan Antonio Samaranch, un año después de ser elegido presidente del COI, empezó a trabajar en la creación de un tribunal con jurisdicción específica en el deporte, una corte arbitral para resolver de forma rápida las disputas deportivas sin necesidad de recurrir a la justica ordinaria y ahorrar también en gastos.

–¿Sirve el TAS actual a los propósitos de Samaranch?
–No. Cuando el 30 de junio de 1984 empezó a funcionar el TAS, el espíritu que lo generó pervivía en cualquier caso. Veintisiete años después, la realidad es bien distinta. Sirva de ejemplo el «caso Contador». El 21 de julio de 2010 le detectaron en un control antidopaje 50 picogramos de clembuterol; trazas que en absoluto servirían para mejorar el rendimiento del ciclista, que lo achacó al consumo de un solomillo contaminado. Dieciséis meses después de que saltara el «no negativo», el caso aún no ha sido analizado. El 14 de febrero de 2011, después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) instara a la Federación Española de Ciclismo a juzgarlo, el Comité de Competición de la Federación absolvió al corredor. El 24 de marzo, la UCI desautorizó a la FEC y anunció que apelaría al TAS; la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) se unió a la apelación cinco días después. El TAS estableció la vista para junio, luego la retrasó al mes de agosto y finalmente la concretó para el 21 de noviembre (hoy), a las 12:00 en Lausana y hasta las 12:30 del 24. ¿Rapidez? Todo lo contrario. ¿Pleito barato? Para defenderse, Contador gastará en torno a los 600.000 euros.

–¿Cómo será el proceso?
– Cerca de 25 personas, entre testigos y expertos de una y otra parte, prestarán declaración ante los tres jueces: el israelí Efraim Barak, el presidente, nombrado por el TAS; el suizo Ulrich Haas, designado por la Federación Española de Ciclismo, aliada de Contador, y el también suizo Quentin Byrne-Sutton, elegido por la UCI y la AMA. Alberto declarará mañana y ha pedido someterse al polígrafo (detector de mentiras). La novedad ha sido admitida. Sus abogados, Gorka Villar, Mike Morgan (inglés) y Antonio Rigozzi (italiano). Morgan aporta 4.000 folios de prueba documental.

–¿Cuándo se acaba?
–El TAS ha hecho público que la solución se demorará varias semanas. ¿La solución? Quizá en enero de 2012. ¿La sanción? Un año, dos o nada.