Historia

OPINIÓN: Tomásmenos inencia

Dicen que a las personas se las conoce por sus gestos. Llevo tiempo resistiéndome a escribir sobre Tomás Gómez, para tener una idea más global de su persona. Pero hasta ahora lo que ha transcendido a los medios de comunicación no es muy positivo que digamos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Ganó, por poco, pero ganó las primarias a Trinidad Jiménez, es decir a Zapatero y, por ende al aparato, de Ferraz. Y los tres primeros días Tomás fue a más. Incluso se llegó a hablar de él como el recambio de Zapatero.

Pero pasados los tres primeros días, ¿qué fue de aquel Tomásmás? Mostró su verdadero rostro, empezó a actuar y a parecerse cada vez más al personaje de la reina de corazones, del libro de Alicia en el País de las Maravillas. ¡Que le corten la cabeza!, frase que catapultó a la soberana en la obra de Lewis Carroll. La furia del ganador hizo su aparición contra aquel que osara ofenderlo mínimamente, es decir contra aquel que hubiera apostado por Trinidad. Hasta que se topó con el alcalde de Getafe. ¡Que le corten la cabeza! –dijo. Pero Tomásmás, debería haber recordado el proverbio chino que dice: nunca mates una mosca sobre la cabeza de un tigre. Y desde entonces, Tomásmás es ahora conocido como Tomásmenos. Estuvo escondido mientras hacía la purga y ahora sale en autobús para darse a conocer. Tomás, como dice otro proverbio chino, no te preocupes por ser conocido, preocúpate por ser digno de que se te conozca.