La ex edil de Ciutat Vella recibió presiones por el hotel del Palau

La ex concejal de Ciutat Vella se opuso a la construcción del hotel porque escondía «intereses particulares».

El proceso judicial sobre las irregularidades en la construcción del hotel del Palau de la Música prosiguió ayer sus trabajos con la declaración en calidad de testimonio de la ex concejal del distrito de Ciutat Vella Itziar González. La declaración de la ex alto cargo del Ayuntamiento de Barcelona no dejó a nadie indiferente, ya que reconoció abiertamente haber recibido presiones durante el ejercicio de sus tareas, tanto de Fèlix Millet y Jordi Montull como de otros altos cargos del Ayuntamiento, como es el caso del concejal de Urbanismo, Ramon García-Bragado. El objetivo no era otro que evitar que González no se opusiera a la construcción del hotel ante la oposición vecinal.Pese a su declaración, la ex concejal de Ciutat Vella intentó desvincular su reciente dimisión –se hizo efectiva a finales del pasado mes de abril– de las tensiones generadas por la negociación del hotel del Palau de la Música. Sin embargo, reconoció ante el juez que su oposición a la construcción del hotel le generó una «situación difícil» dentro del Consistorio.La declaración de González llegó después de que otros altos cargos de la Generalitat, como el conseller de Economía, Antoni Castells, o del Ayuntamiento, como Ramon García-Bragado, testificaran ante la Justicia la semana pasada para tratar de esclarecer la relaciones entre la administración catalana y Fèlix Millet. Ambos defendieron el papel de la administración.Pese a las palabras de Castells y García-Bragado, González aseguró que el proyecto hotelero de Millet escondía «intereses particulares», que provocaron su oposición frontal a la iniciativa. Es más, sus abogados reconocieron que la ex concejal de Ciutat Vella había recibido incluso llamadas telefónicas del presidente del grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento, Xavier Trias. González fue citada por a Justicia a petición de las entidades vecinales, que denunciaron las irregularidades perpetradas en la adjudicación del polémico hotel.El Palau no pagará al GovernLa declaración de la ex concejal de Citat Vella coincidió con la comparecencia de la actual presidenta del Palau de la Música, Mariona Carulla, en la comisión de investigación sobre la presunta financiación irregular de Convergència a través del Palau. Carulla advirtió que, pese a que la Generalitat está convencida de que recibirá los 5,6 millones de euros de indemnización por la permuta de usos de los terrenos que cedió para la construcción del polémico hotel, el Palau no dará ni un céntimo por este concepto. La pasada semana el promotor hotelero, Manuel Valderrama (Olivia Hotels), dijo que ya ha perdido más de 2 millones con el hotel y solicitará al Palau las inmenizaciones pertinentes.Gemma Montull mantiene silencio en su comparecencia en el ParlamentLa ex directora financiera del Palau e hija de Jordi Montull, Gemma Montull, compreció ayer en el Parlament aunque se mordió la lengua acogiéndose a su derecho a mantener silencio. Cabe recordar que se encuentra imputada por el «caso Palau». Por su parte, la secretaria de Millet, Elisabet Barberà, no se personó al estar en el camino de Santiago. Dijo desconocer estar citada.