Europa

La bolsa despega y los mercados de deuda se relajan a la espera de Trichet

Las medidas del Gobierno y la previsión de que el BCE pueda comprar deuda de países con problemas trae la tranquilidad a los mercados

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- Tras unos días de intensas turbulencias en los mercados, especialmente en el caso de España, el optimismo volvió a la bolsa y a los mercados de deuda y la calma regresó. La previsión de que el Banco Central Europeo (BCE) lance hoy un mensaje claro en la lucha contra la especulación financiera, e incluso la posibilidad de que se decida a anunciar nuevas compras de deuda soberana de los países periféricos –ayer inyectó 60 millones de euros en el mercado–, ha devuelto una cierta tranquilidad a los mercados.

En esta línea se pronunció desde Bruselas el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que sugirió que la entidad que preside Jean Claude Trichet podría tomar más medidas para estabilizar la eurozona tras la aprobación del rescate a Irlanda.

A esto se unió el anuncio de nuevas medidas económicas por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que supusieron una inyección de confianza para los inversores, que vieron en las medidas del Ejecutivo español un nuevo paso hacia la disciplina presupuestaria y la lucha contra el déficit.

De esta forma, la bolsa española subió en la jornada de ayer el 4,44% y recuperó el nivel de los 9.600 puntos. Se trata de la segunda mayor subida del año, después de que noviembre cerrase como el peor mes del selectivo madrileño desde el colapso de Lehman Brothers en septiembre de 2008. La banca, muy castigada en las últimas semanas, aupó la subida del parqué, concentrándose las mayores alzas en el sector.

La prima de riesgo –el diferencial entre la rentabilidad del bono español a diez años y el «bund» alemán– se relajó ayer y bajó considerablemente hasta situarse en los 251 puntos básicos. Un día después de haber tocado un nuevo máximo histórico desde la entrada en vigor del euro –el martes bordeó los 311 puntos básicos–, la rentabilidad de la deuda soberana bajó hasta el 5,4%.


Prueba para el Tesoro
El Tesoro Público se somete hoy a una nueva prueba de los mercados con una subasta de bonos a tres años, en la que prevé colocar entre 1.750 y 2.750 millones de euros, un volumen de emisión algo más reducido que en las anteriores operaciones, pero que servirá para comprobar el grado de desconfianza de los inversores hacia la deuda española, en un escenario marcado por las dudas y la especulación.


Obama envía al Tesoro a vigilar la crisis
- La subsecretaria del Tesoro de EE UU, Lael Brainard, ha visitado nuestro país para tratar con altos funcionarios la situación económica que atraviesa Europa, inmersa en una crisis de deuda soberana que ha llevado a la prima de riesgo española a niveles históricos.
- Brainard aseguró ayer que su país apoya los esfuerzos que está haciendo España para conseguir la consolidación fiscal y la búsqueda de políticas económicas que faciliten el crecimiento. «España está dando pasos muy importantes para enfrentarse a los desafíos que tiene planteados», señaló.
- La visita de la subsecretaria, que visitará también Francia y Alemania para comentar los últimos acontecimientos económicos en Europa, coincide con el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de un nuevo paquete de medidas contra la crisis económica que atraviesa nuestro país.



Los empresarios
Entre el agrado...
Las medidas anunciadas por Zapatero han creado expectativas entre los empresarios. Esperan que sea un primer paso, que suponga una «actitud decidida» para acometer las reformas pendientes, necesarias para transmitir confianza, apuntaron las patronales CEOE y Cepyme. Ambas estimaron que este nuevo paquete recoge las propuestas que ellas mismas presentaron en los últimos años, por lo que las valoraron como un giro en la buena dirección. El candidato a la Presidencia de la CEOE, Jesús Banegas, manifestó que «todo lo que sea privatizar empresas públicas es magnífico para la economía».

Los sindicatos
... y la indignación
No es agrado sino más bien indignación lo que han provocado en los sindicatos las medidas. Para CC OO representan una nueva huida hacia delante que su portavoz, Fernando Lezcano, calificó de «antieconómicas» y de «pan para hoy y hambre para mañana». Para UGT, según palabras de su secretario Toni Ferrer, son «antisociales» y de carácter regresivo. La supresión de la ayuda de 426 euros significa que «600.000 personas se queden sin nada», advirtió. Ambos coincidieron en que son malas noticias para los trabajadores que profundizan en la senda que ya ha seguido Irlanda, informa Patricia Alarcón.