Europa

El tijeretazo también alcanza a la OTAN

Los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica han dado su visto bueno al esquema general presentado por el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, que pretende recortar la estructura militar de mando de la OTAN, reduciendo aproximadamente un 30% del personal, que pasaría de los 13.000 efectivos actuales a menos de 9.000.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ayer en Bruselas
La ministra de Defensa, Carme Chacón, con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, ayer en Bruselas

La decisión final se adoptará formalmente en la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar en Lisboa los próximos 19 y 20 de noviembre, aunque la estructura definitiva de la Alianza, una vez materializados los recortes, no se conocerá a mediados de 2011.

De momento, en la reunión celebrada ayer en la sede de la Alianza, en Bruselas, no se ha detallado cómo afectará esta reducción de personal a los diferentes países, ni se han establecido los criterios geográficos. Sólo el ministro francés de Defensa, Hervé Morin, se ha referido a este aspecto para destacar la importancia de mantener la presencia de la OTAN en Turquía, una idea apoyada por el secretario norteamericano de Defensa, Robert Gates.

La OTAN tiene actualmente once cuarteles generales. España alberga uno de ellos, en Retamares (Madrid), donde se encuentra el Mando del Componente Terrestre para el sur de Europa. Según fuentes de la Alianza, la reestructuración no afectará a los dos comandos supremos ni a los mandos navales ni terrestres, uno de los cuales está situado en Bétera (Valencia).

La propuesta de revisión de la estructura de mando ha tenido, según la ministra española de Defensa, Carme Chacón, un «consenso generalizado» para tener una estructura «más ligera, más flexible, menos costosa» y que garantice «la misma seguridad ante los retos y nueva amenazas del siglo XXI». «Más garantías, pero también más austeridad», ha resumido Chacón.

Dentro de este proceso de racionalización para reducir gastos, se ha revisado igualmente la iniciativa del secretario general para dejar en tres las 14 agencias de la OTAN que existen en este momento. Tras la reforma habrá una de servicios de apoyo, otra de adquisiciones y una tercera de comunicaciones e información.

Los ministros han acordado, igualmente, poner en marcha en el seno de la Alianza un nuevo órgano estratégico enfocado al aspecto civil de los conflictos, conscientes de que las guerras del siglo XXI no tienen una solución únicamente militar y hay que afrontarlos también desde la vertiente diplomática y civil.


La paz en Afganistán

- El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, respaldó ayer el diálogo con los talibán en el marco del proceso de reconciliación en Afganistán, pero dejando claro que la Alianza no «frenará sus operaciones militares». La declaración, apoyada por Estados Unidos, se produce en un mal momento para las tropas aliadas, que en las últimas 48 horas han sufrido 13 bajas mortales.
- Por su parte, los talibán han desmentido en una nota oficial la existencia de negociaciones y exigen la «retirada de los extranjeros».