La televisión estatal desmiente y califica de rumores las matanzas en Libia

La televisión estatal libia ha difundido hoy un desmentido oficial sobre las matanzas en diversas localidades del país, que califica de "rumores falsos", pese a la envergadura de los enfrentamientos y las protestas.

El mensaje asegura que las informaciones sobre masacres y el empleo de la fuerza militar para sofocar la revuelta en el país, forma parte de una "guerra psicológica". El comunicado oficial reitera que "estas informaciones falsas"son difundidas por "las cadenas vía satélite confabuladas estos últimos días contra el pueblo libio".


El régimen de Muamar al Gadafi, que no permite el acceso al país de la prensa internacional, añade que dichas noticias, todas procedentes de la misma fuente, tratan de "destruir"la moral de los libios y "desestabilizar"el país. El citado comunicado apela a los libios a permanecer junto "a la seguridad y unidad del país"al tiempo que convoca a "combatir los planes enemigos".


Según los testimonios de los vecinos, especialmente en Trípoli y Bengasi, la segunda ciudad del país, varios centenares de personas han perdido la vida en los últimos días en los violentos enfrentamientos con las fuerzas leales al coronel Gadafi.


El diario electrónico Quryna, conocido altavoz de Seif el Islam, el hijo de Gadafi que ha asumido el protagonismo en la represión de las protestas populares, afirmó ayer que fueron "mercenarios"quienes abrieron fuego sobre los civiles en Tadjura, a unos 40 kilómetros al este de Trípoli, causando numerosos muertos. La jefatura de las Fuerzas Armadas libias ha llamado a la población a evitar las "zonas de enfrentamientos".


Además ha señalado que sus fuerzas son las encargadas de "limpiar en sus sectores del país las bandas de terroristas"que asaltan bancos y empresas, así como las comisarias y puestos de vigilancia, según indicó la agencia oficial Jana.