El Senado reclama al Gobierno que la píldora del día después se dé con receta

La Comisión de Sanidad, Política Social y Consumo del Senado aprobó ayer una moción del Grupo Popular por la que insta al Gobierno a que la dispensación de la píldora del día después sea «exclusivamente bajo prescripción médica» tanto en la sanidad pública como privada.

La moción, impulsada por el Grupo Popular, impediría dispensar este fármaco a adolescentes sin ningún control médico, como ocurre ahora
La moción, impulsada por el Grupo Popular, impediría dispensar este fármaco a adolescentes sin ningún control médico, como ocurre ahora

MADRID- La iniciativa, que fue defendida por el senador Jesús Aguirre, médico de profesión, contó con el apoyo de CiU y con el voto en contra del Grupo Socialista, que no ha sido suficiente para tumbar la propuesta.

Los senadores piden que se protocolice, en coordinación con todas las comunidades, la información a las usuarias del mecanismo de acción y posibles efectos adversos de la píldora del día después y, a su vez, se armonicen canales de derivación hacia la Planificación Familiar. Según explicó Aguirre, desde hace unos meses se está distribuyendo un folleto, elaborado por el Ministerio de Sanidad y dirigido a las mujeres que utilizan la píldora del día después, que «incurre en graves imprecisiones y llega a negar los efectos secundarios de este fármaco, lo que supone un evidente caso de publicidad engañosa». El senador planteó también la necesidad de que médicos y farmacéuticos puedan plantear la objeción de conciencia en prescripción y dispensación.