La Junta de Andalucía debe más de 74 millones del IBI al Ayuntamiento

El PP denuncia el «trato especial» entre «compañeros del PSOE», mientras «se embarga a los sevillanos» morosos.

Juan Ignacio Zoido denunció el impago junto a Gregorio Serrano (derecha) y María del Mar Sánchez Estrella
Juan Ignacio Zoido denunció el impago junto a Gregorio Serrano (derecha) y María del Mar Sánchez Estrella

SEVILLA- «El importe de las deudas tributarias que la Junta y sus organismos mantienen con el Ayuntamiento a 14 de septiembre de 2010, cuyo periodo de pago haya finalizado» es de 5,1 millones, más 1,1 millones del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y 1,2 millones de la Empresa Pública del Suelo (EPSA). Información de la Agencia Tributaria de Sevilla, previa petición del PP. En total, la Administración regional debe al Consistorio más de 7,4 millones.
La mayoría de estas cantidades corresponden al impago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), según informó ayer el portavoz municipal del PP y parlamentario Juan Ignacio Zoido. En 2008, el propio Zoido ya preguntó en el Parlamento a José Antonio Griñán, entonces vicepresidente económico, acerca de la deuda de más de 5 millones que la Junta mantenía con el Ayuntamiento.
La Delegación de Hacienda asegura que «durante el año 2008, y cerrando sus trabajos a principios de 2009, se mantuvo un grupo de trabajo formado por EPSA, la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Economía y la Agencia Tributaria de Sevilla que tuvo como objetivo la conciliación de más de 5 millones de deudas de IBI en materia de viviendas devengadas a 31 de diciembre de 2007». Según el Ayuntamiento, se aclaró «la titularidad de 4.700 viviendas» y se afrontó «el pago de gran parte de la deuda conciliada y aclarada». «Igualmente, se creó otro grupo de trabajo en 2008 con el SAS, que procedió a la conciliación de dichas deudas», indica el Consistorio. Para el actual débito de más de 7,4 millones, el Ayuntamiento ha vuelto a recurrir a «grupos de trabajo extraordinarios», «canales de intercambio de información» y «clarificación de deudas» para el «impulso de cobro de las mismas». El procedimiento habitual con cualquier titular ante una deuda, no obstante, es la aplicación de un recargo del 5%, del 10% o del 20% en función de la tardanza en el pago. «Tras el cierre de la recaudación voluntaria del segundo semestre de 2010, está planificado en la Agencia Tributaria de Sevilla efectuar una nueva conciliación de pagos en el marco de los grupos de trabajo citados», asegura el Consistorio.
El PP criticó el «trato especial» que recibe la Junta y cuestionó la necesidad de crear «grupos de trabajo» cuando se conoce quién debe y cuánto deben. Zoido habló de una «doble vara de medir» con los «compañeros de partido», mientras «a miles de sevillanos se les embarga». «Sevilla es la ciudad con mayor presión fiscal de España», recordó el portavoz popular, con una subida este año del 5%, «más de un 300% por encima del IPC, que está en el 1,6%».
Los 7,4 millones que adeuda la Junta a la capital equivalen «al 80% del importe del consumo eléctrico anual de luz del Ayuntamiento» para cuyo pago se ha pedido una moratoria, denunció Zoido, que criticó que los delegados municipales «se dediquen a arropar» al candidato Juan Espadas en lugar de «exigir aquello que se debe» a la ciudad. Si la Junta no paga, Zoido volverá a elevar una cuestión sobre la deuda al Parlamento.
La delegada de Hacienda, Nieves Hernández, manifestó a Europa Press que «cuanto más tarde en pagar la Junta, más tendrá que abonar» por los intereses de demora. Hernández aseguró que los requerimientos son «continuos» y recordó que «las administraciones son inembargables».