Se ralentiza la creación de empleo en Estados Unidos

El mercado laboral de Estados Unidos se ralentizó el mes pasado y creó apenas 54.000 empleos, mucho menos que en los meses anteriores, con lo que la tasa de desempleo subió una décima, hasta el 9,1 %.

El informe divulgado hoy por el Departamento de Trabajo decepcionó a los analistas que habían calculado una ganancia neta de alrededor de 170.000 empleos, y una bajada del índice de desempleo al 8,9 %.

"Siempre hay tropiezos en la senda de la recuperación, pero la trayectoria general de la economía ha mejorado notablemente en los últimos dos años", afirmó en un comunicado el presidente del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca, Austan Goolsbee.

Según el funcionario, "aunque el sector privado ha creado 2,1 millones de puestos de trabajo en los últimos quince meses, la tasa de desempleo es muy alta, y se necesita un crecimiento más rápido para reemplazar los empleos perdidos durante la recesión".

Estados Unidos entró en diciembre de 2007 en su recesión más profunda y prolongada en casi ocho décadas, de la que salió oficialmente en julio de 2009. En ese período perdió más de 8,4 millones de empleos.

Casi 15 millones de desempleados
Si bien el producto interior bruto (PIB) ha crecido mes a mes durante casi dos años, la reducción del desempleo ha resultado más pertinaz y hay casi 15 millones de personas sin trabajo.

Los mayores incrementos del empleo fueron en los servicios profesionales y de negocios y en los trabajos vinculados con el cuidado de la salud, que han estado creciendo de manera sostenida durante años.

El sector de la construcción tuvo un aumento de apenas 2.000 empleos, mientras que el sector fabril registró en mayo una pérdida de 5.000 puestos de trabajo, indicó el informe. En febrero, se crearon en EEUU 235.000 puestos de trabajo, en marzo de 221.000 y en abril de 244.000, menos de los esperados, lo que tuvo un impacto negativo en los mercados financieros.

Aunque la bolsa de Nueva York estaba cerrada cuando se difundieron los datos, los contratos en los mercados de futuros sufrieron un fuerte descenso, al igual que la rentabilidad de la deuda del tesoro, que se situó por debajo del 3 por ciento. Tras una hora de negocio en Wall Street, el Dow Jones de Industriales perdía un 0,56 por ciento.

En el sector privado se crearon el mes pasado 83.000 empleos, mientras que se destruyó empleo en los gobiernos locales, estatales y federal, debido a los recortes de presupuestos.

Un aspecto inquietante en el informe de hoy es el empleo de personal temporal, categoría que se considera el mejor indicador de tendencia en la contratación de trabajadores.

Muchas empresas en Estados Unidos contratan empleados temporales cuando tienen perspectivas de incrementar sus plantillas y antes de ofrecer puestos permanentes. En mayo se mantuvo, virtualmente, sin cambios el empleo temporal.

Otro dato desalentador fue la duración promedio de la semana de trabajo: habitualmente las empresas, cuando perciben una reactivación económica, primero aumentan las horas de trabajo de los empleados que ya tienen, antes de contratar personal adicional. Pero la semana de trabajo se mantuvo sin cambios en mayo, y eso no es una buena noticia para las personas que están sin empleo y esperan conseguirlo.

El mismo informe mostró que el mes pasado las remuneraciones promedio por hora trabajada subieron un 0,3 %. La mayoría de los analistas había calculado un incremento del 0,2 %.