Brahms al son que toca Mutter

La violinista presenta en Madrid y La Coruña su álbum con las sonatas para violín y piano del compositor, acompañada por Lambert Orkis

300 años Son los que acaba de cumplir su Stradivarius
300 años Son los que acaba de cumplir su Stradivarius

Tiene Anne Sophie Mutter una manos bellas, cuidadísimas, y una compostura que no pierde en ningún momento, aunque aderece cada una de sus respuestas con risas y se mueva entre los estrechos márgenes que proporciona una silla de hotel. La violinista pasa por España porque el miércoles ofreció un concierto en el Auditorio Nacional de Madrid («después del resultado del partido España-Suiza pensé que el público estaría triste y no asistiría; sin embargo, no fue así. Vinieron con ganas», explica) y hoy lo hará en el Teatro Colón de La Coruña dentro del ciclo de Grandes Solistas del Camino de la Música de Xacobeo. Presenta, además, su nuevo álbum (que ya salió a la venta) y DVD (que lo hace el próximo día 29) dedicado a las sonatas para violín y piano de Brahms, un compositor a quien ha interpretado desde la niñez y con quien ha viajado en el tiempo: «Llevo tocando treinta años y sí ha existido una evolución en mí de su obra. Ahora siento su música de manera más intensa y sutil», asegura.Hablar de Mutter es hacerlo de su violín, un instrumento al que lleva amarrada 25 años. Su Stradivarius (ella le llama «Strad») es como su segunda piel, y está de enhorabuena porque cumple 300. ¿Alguna celebración especial? Y ella, con una sonrisa muy franca (a años luz de las fotos almibaradas de sus reportajes), dice que «no le he preparado un tarta de cumpleaños con 300 velas, sería difícil soplarlas».

Sacar los coloresCon el tiempo asegura que sigue descubriendo aspectos desconocidos del instrumento de madera: «Aún encuentro nuevos colores. Tocar con él es como una aventura permanente, ilimitada, llena de dinamismo y color que te lleva a hallar cosas nuevas, insospechadas e impredecibles. Además, sufre los cambios del ambiente, como la humedad, por ejemplo, y la temperatura, y tenemos que adaptarnos a ellos», explica. No llega a los cincuenta pero ha vivido la vida intensamente. Habla de su trabajo con fervor porque le apasiona, lo mismo que su faceta de madre de dos hijos de 16 y 18 años, «que no son precisamente edades fáciles. Lo complicado es poder hallar el punto medio entre ambas. La vida te va formando y ya no toco como años atrás, claro. La interpretación es como una escultura de humo, queda ahí, pero no la puedes asir. Mis cambios como persona también han efectado a la manera de acercarme a la música. La vida, además, está llena de retos. Cuando subo al escenario me olvido de mi vida privada. Nunca –señala– me he encontrado en la tesitura de tener que realizar un cambio drástico. Es complicado y cansado viajar de un país a otro. Quizá doy demasiados conciertos, pero he aprendido a vivir durmiendo poco», subraya con una naturalidad aplastante.Empezó con 13 años y no piensa en aparcar el arco. Se confiesa muy preocupada por «la injusticia social, por el hecho de poder devolver a la sociedad todo lo que me ha dado mediante, por ejemplo, conciertos benéficos». Y se sorprende cuando sale a la palestra el tema de Spotify: «¿Lady Gaga es tan escuchada?», y se ríe con bastantes ganas.

Jazz con GillespieNo demuestra preferencias a la hora de «tocar con». Le gustan el jazz y Dizzy Gillespie, aunque lo de compartir escenario son palabras mayores. «Le admiro, eso es todo. También a algunos artistas de pop y rock, pero no como para tocar con ellos. En el mundo de la clásica me hubiera gustado hacerlo con Giulini y Kleiber, aunque ya es tarde. Me interesa bastante la nueva generación de directores, probar y trabajar con ellos», y destaca un nombre, el de Michael Francis, asistente de Valery Gergiev. Anne-Sophie Mutter se sorprende de la proliferación de auditorios que han nacido en los últimos años en España y alaba su sonido , «uno de los ejemplos más claros que hay en Europa. Además, han cuidado y desarrollado el tema de la acústica, que es importante. En Alemania no son tan afortunados a la hora de combinar ésta con la imagen. De los compositores españoles he conocido a Halffter, que es uno de los grandes, y estoy interesada en la música contemporánea española. Quizá en el futuro surja alguna colaboración». Y deja la puerta abierta mientras apuesta porque España remonte en Suráfrica.

- DÓNDE: Teatro Colón . La Coruña. - CUÁNDO: Hoy, a las 20.30 - CUÁNtO: 20 euros. Teléfono.: 981 - 22 34 54