La jugada preelectoral de Lucas

Las prisas no son buenas consejeras. David Lucas hizo pública su candidatura a la alcaldía de Móstoles el 28 de enero, apenas dos horas después de que lo hiciera Esteban Parro.

Le ley electoral se  modificó para evitar fraudes y ahora obliga a residir de manera habitual en la localidad en la que uno se censa
Le ley electoral se modificó para evitar fraudes y ahora obliga a residir de manera habitual en la localidad en la que uno se censa

El plazo para empadronarse en una localidad y poder votar en ella los comicios de mayo se cumplía el día 31, por lo que Lucas tuvo que darse de alta en el censo, a pesar de que su vivienda habitual está en Getafe. No estar empadronado en una determinada localidad no impide ser candidato a las elecciones, pero sí hacer uso de su derecho a voto en ese municipio. Los rumores de algunos socialistas en redes sociales sobre las posibles irregularidades de Lucas hicieron saltar las alarmas y se dispararon las dudas entre los mostoleños sobre el lugar en el que vivía realmente Lucas. El candidato socialista se habría empadronado en la vivienda de la portavoz del PSOE, Paz Martín, para poderse votar a sí mismo en los comicios. Aunque Lucas zanjó en twitter el tema con un contundente «no estoy dispuesto a que se discuta de la vida privada de nadie», el hecho puede ir más allá de lo privado ya que vulneraría el artículo 55 del Reglamento de Población y Demarcación que indica que «son vecinos del municipio las personas que residiendo habitualmente en el mismo, están inscritos en el padrón municipal».

De ser así, en virtud del artículo 72 el Ayuntamiento podrá dar de baja de oficio, por inscripción indebida, a quienes figuren empadronados incumpliendo los requisitos del Reglamento. Y es que, para estar presente junto a sus vecinos el 22 de mayo, Lucas se habría domiciliado en el mismo chalet en el que reside Paz Martín. El PSOE podría haber incurrido en un fraude electoral, consecuencia en parte del estilo «paracaidista» que ha llevado a Móstoles. Un método que no parece el más adecuado para fortalecer la agrupación en aquellos municipios donde más débil se encuentra. La precipitada candidatura de David Lucas puede pasar factura a la agrupación antes, incluso, de que lleguen las elecciones.