Un equilibrio inteligente y económico

Mejora su imagen, su nivel de equipamiento y acabados, a la vez que ofrece una nueva gama de motores en los que destacan sus prestaciones, eficiencia y, por supuesto, su bajo consumo. Es el nuevo Mondeo de Ford, que no sólo se moderniza, sino que además se enriquece en cuanto a calidad y funcionalidad se refiere

El Mondeo ha sido siempre un automóvil que ofrece más de lo que vale. Sus formas elegantes, tanto en berlina como en carrocería familiar, y su terminación de primer nivel le ponen en un nivel de automóvil de alta representación, aunque su precio corresponda a un segmento inferior. En su última evolución mantiene sus virtudes, pero con una nueva imagen exterior, mayor equipamiento y, lo más importante, ampliando la gama de motores diésel y gasolina, que alcanzan altos niveles de eficiencia, bajo consumo y prestaciones.

Los cambios estéticos son suficientes para ponerse al día en su aspecto exterior. Destaca la gran toma de aire frontal que le da un cierto aspecto deportivo. También la parte trasera ha sido remodelada con nuevos pilotos, paragolpes y tubo de escape, que contribuyen a una imagen más actual, pero sin dejar de recordarnos que sigue siendo todo un clásico. Pero donde radica la gran novedad de los nuevos Mondeo es en sus motores diésel y gasolina. El más potente es el efectivo 2.0 turbo que utiliza la tecnología Ford denominada EcoBoost, que con sus 240 caballos es el más potente de la gama. No sólo ofrece consumos ajustados y una baja tasa de CO2, sino que ademés sorprende por sus prestaciones. En versión gasolina, la oferta se estructura en tres propulsores de 145, 160 y 203cv. Otro motor que merece especial atención por su simplicidad y comportamiento dinámico es el diésel 2.2 TDCi, que ahora ha incrementado su potencia en veinticinco caballos, hasta llegar a los 200cv.