Sólo dos grandes empresarios no acuden a La Moncloa

La reunión del Palacio de la Moncloa entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los representantes de 37 grandes empresas ha concluido pasadas las 14.15 horas, tras casi cuatro horas de reunión.

Desde antes de las 10:00 horas fueron llegando a Moncloa los presidentes de estas compañías y entidades financieras, quienes han tenido que recorrer a pie unos cincuenta metros desde sus respectivos vehículos hasta la entrada del edificio en el que se desarrolla la reunión.

Muchos de ellos sin abrigo y mientras posaban de forma individual ante los informadores gráficos, han tenido más de un comentario sobre el frío que hacía esta mañana en Madrid.

Ha sido el caso del presidente del Banco de Santander, Emilio Botín, uno de los más madrugadores en llegar al Complejo de la Moncloa junto con el vicepresidente de Inditex, Pablo Isla.

Pese a la baja temperatura, Botín no ha puesto inconveniente alguno en pararse un instante para que los fotógrafos pudieran cumplir con su labor.

Otros han sido más reacios y se han limitado a una breve mirada hacia los objetivos, pero sin apenas dejar de caminar.

Los responsables del servicio de protocolo de Moncloa han sido los encargados de dar la bienvenida a los empresarios, quienes han aguardado en una dependencia del Palacio hasta el inicio de la reunión.

A ella sólo han asistido, por parte de los empresarios, dos mujeres: Petra Mateos, presidenta de Hispasat, y Carmen Riu, de la cadena de hoteles a la que da nombre su apellido.

En la mesa junto al jefe del Ejecutivo y sus ministros de Interior y Economía se sentaron el presidente de Telefónica, César Alierta y el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, así como los de Repsol YPF (Antonio Brufau), Grupo Planeta (José Manuel Lara), Anfac (Francisco Javier García Sanz) y Endesa (Borja Prado).

A la izquierda de la mesa presidencial, uno de los primeros asientos fue ocupado por el presidente del BBVA, Francisco González, cuya asistencia fue una sorpresa, ya que ayer estaba previsto que representara al banco su consejero delegado, Angel Cano. A su lado, se sentó el presidente del Corte Inglés, Isidoro Alvarez, junto al de Gas Natural-Unión Fenosa, Salvador Gabarró.

A la derecha de esta mesa central, se dispusieron los asientos del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, del de Mapfre, José Manuel Martínez, y de ACS-Dragados, Florentino Pérez. Las sillas más alejadas fueron para las únicas mujeres presentes en el encuentro: la presidenta de Hispasat, Petra Mateos Aparicio y la consejera delegada de Hoteles Riu, Carmen Riu.

El presidente de Mercadona, Juan Roig, y el consejero delegado de Cepsa, Dominique de Riberolles, no han acudido a la reunión convocada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el Palacio de la Moncloa.

Con estas dos ausencias, el número total de máximos responsables de compañías que se reúnen con el presidente del Gobierno y los vicepresidentes Elena Salgado y Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha reducido a 37, en vez de las 39 inicialmente previstas.