Una visita distinta al Pilar

Telefónica ofrece a sus clientes «El Viaje al Interior de la Cultura», un singular recorrido por históricas instituciones españolas

MADRID- Imagínese de noche, bajo la luz de la luna, a punto de vivir una espectacular experiencia que estimulará todos sus sentidos y que le trasladará a los lugares más recónditos y ocultos de las instituciones más importantes de nuestra cultura. Se trata de una oportunidad única en la que unos pocos afortunados se convierten en protagonistas de aquello que no se ve a simple vista. Telefónica nos muestra «El Viaje al Interior de la Cultura», una iniciativa exclusiva que surgió en 2009 y que acerca el arte, la literatura y la ciencia como nunca antes se había vivido e imaginado. Desde entonces ha realizado 106 visitas a 17 lugares culturales repartidas por toda la geografía española. Más de 300.000 personas solicitaron este mágico viaje y más de 6.000 clientes de Telefónica fueron los afortunados en vivir la experiencia. Una oportunidad que está al alcance de todos los amantes del mundo del arte, ya que sólo deben inscribirse en su página web, www.telefonica.es/cultura, para participar en el programa. En ella puede encontrarse también toda la información sobre el viaje y material fotográfico y audiovisual de anteriores ediciones. Durante los días 4 y 5 de junio La catedral de Nuestra Señora del Pilar, en Zaragoza, se convierte en el centro de la fiesta cultural. Cuando las puertas se cierren al gran público, sólo estos pocos elegidos tendrán el privilegio de contemplar esta obra en la que, según cuenta la tradición, la Virgen se apareció en carne mortal encima de una columna llamada «el Pilar» sobre la que se levantó este majestuoso monumento distribuido en tres naves cubiertas de bóvedas de cañón, en las que se intercalan cúpulas y otras bóvedas de plato que descansan sobre robustos pilares.

Concierto de órgano
Así podrán apreciar la bóveda Regina Martyrum de Goya, el espectacular retablo de Damián Forment, e incluso oír un concierto de órgano en la intimidad de la noche. Sin olvidar la Santa Capilla, donde se expone la escultura de la Virgen que el rey Fernando VI ordenó construir a Ventura Rodríguez en el año 1754 con jaspes, mármoles, bronces y plata. Un homenaje al símbolo del alma aragonesa. Una visita que ya está disponible para su inscripción y que se sorteará el 21 de mayo. Una oportunidad irrepetible que no debe dejarse escapar.


Lucha por conservar la cultura
Telefónica también participa en la conservación de estas instituciones. Así lo hizo con la Torre San Francisco de Borja (Torre Alta de la Ribera) de la catedral-basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza en una obra dirigida por el arquitecto Teodoro Ríos y en la que se construyó un ascensor nuevo y una sala de exposiciones.