«Los futbolistas deberían ir más entallados»

–¿El prototipo de mujer al que va dirigido Dolores Promesas es deportista?
–No tiene por qué, pero sí tiene que tener un aspecto saludable.

–¿Qué deporte practica Alicia Hernández para conseguir ese aspecto saludable?
–Hago pilates y corro.

–Deportes individuales… Y eso que diseñar en Dolores Promesas debe ser en equipo, ¿no?
–Totalmente. En este tipo de trabajos si no te rodeas de un buen equipo estás perdida. Por muy buena que sea una patronista, si no tiene quien se lo corte y confeccione o quien diseñe no tiene nada que hacer.

–Hablando de equipos, ¿nuestros futbolistas visten bien?
–Bueno, creo que podrían vestir muchísimo mejor…Me gustan Xabi Alonso y Guardiola.

–Y en la pareja de moda Sara Carbonero e Iker Casillas...
–Yo creo que Sara se preocupa más de la moda y que a Iker le interesa más la comodidad.

–El estilo de su firma le va bien a mujeres tan dispares como Martina Klein, Mónica Estarreado o Patricia Conde, ¿no?
–Sí. Por las diferentes líneas que tenemos hay diferentes perfiles de mujer que podemos abarcar.

–¿El mejor gol de Dolores Promesas es precisamente ése, haber logrado que muchas «celebrities» elijan su marca incluso antes que una internacional?
–No, el mejor gol al final es que la gente de a pie que ha visto esos diseños en las «celebrities» se los ponga. Y lo estamos consiguiendo bastante rápidamente.

–Ustedes hacen pocas cosas para hombres, ¿pero cómo vestiría usted a la selección dentro y fuera del campo?
–Dentro del campo entallaría un poco más las camisetas. Los del Betis, que lo hacen así, están bastante más favorecidos. Y fuera, cuando trabajan, me parece que van bastante bien vestidos: con traje oscuro sobrio… A mí me gusta el hombre muy masculino, con un punto clásico y nada estridente. Creo que la selección va muy bien vestida. Luego cuando se van a su casa es otra cosa: los hay súper marquistas, los que se preocupan por la moda, los que se preocupan demasiado…

–Y en el fútbol, ¿con quien se queda como hombre elegante?
–Aunque ya no esté, con Zidane como elegante y como hombre atractivo… Aunque también con Quique Sánchez Flores.

–¿A quien de nuestros «top» deportivos le haría ilusión vestir?
–A Pau Gasol, sería un reto.

–¿ Y cómo le vestiría?
–Siempre en colores lisos desde los tonos arenas a los azules marino o negro de los pantalones. Le haría un pantalón rectito, ni muy ancho ni muy pitillo, le pondría el tiro más bajo para que no se le vea tan grandote y quizá le marcaría más el cuerpo. Siempre va con prendas «oversize» y no creo que le favorezcan.

–Los políticos van a los partidos de fútbol con corbata, ¿le parece adecuado?
–Pues dependerá de la corbata... Puede que elijas una un poco más finita o menos clásica. Lo que no entiendo es lo de llevar corbata porque sí.

–¿Ve guapos a los políticos cuando van a los partidos de fútbol?
–Es que no creo que tengamos políticos guapos; eso sí, alguno se preocupa especialmente de cómo vestirse… Siempre recuerdo los trajes de Zaplana.

–Si usted ve un deportista o un político por la calle al que no conoce, ¿adivina a qué se dedica sólo por su indumentaria?
–Los políticos suelen ser más aburridos… Con los deportistas te puedes llevar sorpresas .Visten cada uno de forma distinta.


En primera persona
«Nací en Murcia en el 73, estoy divorciada y tengo un hijo. Me siento orgullosa de dedicarme a lo que me gusta y, por supuesto, de mi hijo, y me arrepiento de muchas cosas, porque prefiero pedir perdón a pedir permiso. Perdono, pero olvido menos de lo que me gustaría. Soy cabezota, inquieta y buena persona. Valoro la sinceridad, detesto la mentira y a una isla desierta me llevaría a un buen acompañante. Me gusta comer de todo y en grandes cantidades. A veces sueño que me meten en una habitación llena de arena y me hacen contar los granos. Soy una maniática de la limpieza. Me gusta como estoy y si volviera a nacer volvería a ser yo».