Millet y Montull en prisión sin fianza para que no influyan en los testigos

La juez acuerda la medida para que no puedan destruir pruebas incriminatorias 

Tanto Jordi Montull, a la izq. de la imagen, como el principal imputado, Fèlix Millet (a la dcha.), pasaron la noche de ayer en La Modelo de Barcelona
Tanto Jordi Montull, a la izq. de la imagen, como el principal imputado, Fèlix Millet (a la dcha.), pasaron la noche de ayer en La Modelo de Barcelona

Barcelona- La juez instructora del caso del Hotel del Palau, Miriam de Rosa Palacio, decretó ayer cárcel sin fianza para los dos principales imputados en el saqueo de las cuentas de la entidad –más de 34 millones–, Fèlix Millet y Jordi Montull. Ambos pasaron ya la noche en la cárcel Modelo, sin posibilidad de pagar una fianza, pero curiosamente no están en prisión por el expolio millonario, sino por una pequeña parte del mismo.Pese a la lentitud del juez instructor, Juli Solaz, que fue criticado por su «benevolencia», y el enfado de la Fiscalía, la situación ha cambiado. El Ministerio Fiscal presentó la pasada semana una nueva querella contra Millet y Montull por el Hotel del Palau, una oscura operación inmobiliaria por la que Millet y Montull iban a embolsarse 3,6 millones, gracias a la construcción de un establecimiento de lujo. El fiscal les acusó de tráfico de influencias y apropiación indebida. Esta querella pasó a ser instruida por la citada juez, que ha demostrado ser más dura que Solaz y ha hecho caso de las peticiones de la Fiscalía, que solicitaba cárcel por el riesgo de fuga y por el peligro de que «influyan a otros imputados y testigos». La magistrada coincidió con este punto de vista y decretó que «estos riesgos sólo pueden ser minimizados con la prisión». La decisión fue tomada sobre las 20.00 horas, tras casi diez horas de declaraciones ante el juez y reuniones entre todas las partes. El auto de la magistrada añade que la estancia en prisión tendrá «una duración correspondiente al tiempo imprescindible para la práctica de la investigación necesaria». De momento, sólo saldrán para comparecer en la comisión de investigación del Parlament, a la que están citados el día 28. El auto judicial señala que «hay indicios de que el promotor hotelero Manuel Valderrama (Olivia Hotels) pagó a los imputados 900.000 euros para adjudicarse la operación del Hotel del Palau, y que no lo ingresaron en las cuentas de la entidad», de ahí que se les acuse de apropiación indebida. La juez añade que «presionaron para que no hubiera obstáculos en los trámites urbanísticos que proyectaban, aprovechando su influencia sobre los actores en el proceso». En su declaración, Millet y Montull negaron la intención de cobrar la comisión de 3,6 millones, y aseguraron que iban a destinar ese dinero a «pagar una deuda de la entidad cultural». Sus abogados consideraron que se decretó prisión para intentar calmar a la opinión pública. Recordaron que, por unos hechos «mucho más graves» como los que se instruyen paralelamente en el Juzgado número 30, «con un expolio de más de 34 millones de euros», el juez acordó la libertad con cargos, ratificada más tarde por la Audiencia.

El Ayubtamiento se «arrepiente» ahoraOnce meses después de que se destapara la polémica en el Palau de la Música, el Ayuntamiento de Barcelona se ha mostrado, por primera vez, «arrepentido» por sus negocios con Millet. El teniente de alcalde de Urbanismo barcelonés, Ramon García-Bragado, fue el encargado de dar la cara y lamentó el «exceso de confianza» con el patrono cultural. No en vano, fue el propio García-Bragado quien puso en contacto a la Generalitat y el Ayuntamiento con Millet para iniciar la operación del Palau. El teniente de alcalde tendrá que comparecer ante la Justicia para rendir cuentas sobre sus contactos con Millet, al igual que el conseller de Economía, Antoni Castells. Sin embargo, el alcalde, Jordi Hereu, aseguró que él y su equipo están «totalmente tranquilos». El PP, no obstante, propondrá hoy una comisión de investigación.

Pasos1/ InvestigaciónEn julio de 2009 salió a la luz que Fèlix Millet y Jordi Montull habían desviado a su favor las cuentas del Palau de la Música. La Fiscalía les imputó.

2/ DeclaraciónLa Fiscalía cifró en 35 millones el expolio de las cuentas del Palau. Millet y Montull declararon ante el juez, pero quedaron libres sin pasaporte y con escándalo público.

3/ PrisiónUna nueva querella de la Fiscalía, por un «pelotazo» en un hotel de lujo, lleva de nuevo a Millet y Montull ante otra juez. Más implacable, decreta cárcel incondicional.