«Toda la sociedad está con vosotros»

Otra vez dos féretros cubiertos con la bandera de España. Otra vez llanto y dolor y de nuevo el Príncipe consolando a las familias de militares caídos en acto de servicio. El guión se repite, pero nunca es el mismo porque cada militar que muere en Afganistán tiene su historia, su familia, su carrera y su pasado.

El Príncipe se cuadra ante el féretro de uno de los dos militares fallecidos
El Príncipe se cuadra ante el féretro de uno de los dos militares fallecidos

 Una cosa tienen en común, además de la heroicidad de su entrega, y es que ésta, aunque tantas veces sea difícil de comprender, no es en vano. Su labor frente al talibán es parte de nuestra seguridad, de nuestra libertad. Por eso ayer se preguntaba el arzobispo castrense, Juan del Río, «¿qué precio tiene la libertad?». Mientras nuestros militares se «topan con aquellos que han hecho del terror su vida», recordó, la espera se hace «interminable».
El arzobispo, informa la agencia Otr, transmitió un mensaje de aliento a las familias del sargento Manuel Argudín y la soldado Niyireth Pineda y a los militares que siguen cumpliendo su misión en Afganistán: «Toda la sociedad española está con vosotros, toda». Escuchando la homilía estaban Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y una compungida ministra de Defensa, Carme Chacón junto a otras autoridades como el presidente en funciones de Canarias, Paulino Rivero, o el jefe de Estado Mayor de la Defensa, José Julio Rodríguez. Frente a ellos, los familiares de los dos fallecidos, incluida la hermana de la soldado Pineda, también militar.

Cruz al mérito militar
Mientras en el Congreso de los Diputados los líderes de los partidos mostraban su tristeza y solidaridad con la familia militar, en la base de Gando, en Gran Canaria, los allegados de los caídos trataban de mantener una difícil entereza mientras los féretros de los dos uniformados entraban en la explanada de la base «General Alemán Ramírez» a hombros de sus compañeros destinados en Fuerteventura. Antes de comenzar la misa, el Príncipe consoló uno a uno a todos los familiares de los dos militares. Luego, él mismo fue el encargado deimponer sobre los féretros con la bandera de España la cruz al mérito militar con distintivo rojo.

Y mientras en Afganistán sus compañeros seguían patrullando aquellos rincones donde les espera un enemigo que no descansa, en Gran Canaria los que se quedaron aquí, los mandos militares, la ministra y el Príncipe entonaban a una «La muerte no es el final» ante el llanto incontrolable de hijos, hermanas y viudas de los que se dejaron la vida en la guerra de Afganistán. De allí cada familia partió hacia su destino. La del sargento Argudín a Palencia, donde residen sus padres y donde reposarán sus restos. Y la de la soldado Pineda a Colombia, de donde era originaria y de donde salió para ser asistenta y acabó enrolada en el regimiento más antiguo de Europa. La ausencia de Zapatero y Rajoy, en pleno Debate del Estado de la Nación, fue suplida por la ministra de Defensa, que comparecerá el día 11 de julio para dar cuenta de los últimos ataques, y por el portavoz del PP en el Senado, Pío García Escudero.

Bétera se desplegará en Kabul
El Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de Bétera (Valencia) dirigirá en 2012 el cuartel general en Kabul de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF), según anunció ayer el general jefe de estas instalaciones, Fernando Sánchez-Lafuente. El cuartel podrá formar parte en 2012 del denominado «Mando Conjunto» de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán, que planificará las operaciones de la Alianza en el país asiático. En concreto, según informaron a Ep fuentes militares, esto supondría que un total de 200 militares se desplazarían a Kabul el próximo año. Los militares españoles se incorporarán al segundo nivel de mando de la misión, por debajo del Cuartel General de ISAF.