La mansión londinense de Guy Ritchie ha sido «okupada»

Nuevos vecinos han llegado al West End de Londres pero, en vez de seguir el procedimiento más aceptado socialmente y hacerse con el título de propiedad del nuevo hogar, han optado por algo mucho más sencillo y radical: abrir la puerta y atrincherarse dentro. Eso es exactamente lo que han hecho activistas de The Real School para sorpresa del ex marido de Madonna, quien ha visto como de repente la casa que acaba de reformar ha sido invadida por una serie de personas que pretenden no marcharse de allí.

"Aviso legal. Tomad nota de que vivimos en esta casa, que es nuestro hogar y que pretendemos quedarnos aquí", reza una aviso colgado en una de las ventanas de un inmueble valorado en 6 millones de libras y ocupado por al menos 12 personas desde la noche del pasado domingo, según ha recogido el periódico británico Daily Mail.

No sólo eso, parece que la comunidad podría aumentar ya que la organización busca nuevos compañeros de habitación. "The Really Free School se ha mudado a los números 34 y 35 de Fitzroy Square. Veniros a ver una película y a okupar esta noche. Necesitamos gente", anunciaba en su página oficial de Twitter la organización en la que, además, ha colgado una lista de las cosas que necesitan y que clasifican en 'urgentes' y 'muy urgentes'. "La participación es la clave. Todos sois bienvenidos".

The Really Free School, que sólo se comunica a través de su página web y asegura "no tener una política de comunicación definida", pretende establecer una escuela temporal en la propiedad del director de cine y ofertará clases a otros 'okupas' en materias de tarot e invasión de inmuebles, además de ofrecer talleres prácticos sobre cómo utilizar gratis el transporte público.

Desconocemos la reacción de Guy Ritchie pero sus vecinos confiesan sentirse "muy frustrados"ante esta situación. "Les veo ir y venir. No molestan pero no tienen derecho a estar ahí. Hemos llamado a la Policía pero no les ha echado, supongo que han hecho todo lo que podían hacer", ha explicado un residente del barrio.

El director de Cerdos y Diamantes compró las casas ocupadas con la intención de convertirlas en su mansión en Londres donde pretendía mudarse de forma permanente con su actual pareja, la modelo Jacqui Ainsley, quien recientemente se ha trasladado al apartamento que Ritchie tiene cerca de Marylebone. Las obras de remodelación de la propiedad finalizaron el pasado viernes pero parece que sus dueños, que nunca antes han dormido allí, tendrán que esperar para empezar con la mudanza.