Eurocopa

España hoy o nunca

La Razón
La RazónLa Razón

Nadie que tenga que ver con España y con el fútbol, incluidos millones de simpatizantes de otras nacionalidades, duda del triunfo de esta generación de oro en el Mundial. Hoy o nunca; aunque el balompié no sea ciencia exacta. Antes del 11 de junio, mientras que el adversario holandés estaba por descubrir, España competía con Brasil en la final; era el pronóstico mayoritario. Había otras selecciones que miraban a la cima del podio con una cierta lejanía, la timidez que los resultados y los peones grababan, casos de Argentina, Italia, Inglaterra o Francia. Un mes después, el cincuenta por ciento de la adivinanza se ha cumplido, España ha llegado sin necesidad de que aves de mal agüero, cefalópodos y otras memeces por el estilo anticiparan su victoria, emulando a clásicos como La bruja Lola, con dotes predictorias aún más imposibles de demostrar. Holanda y España juegan hoy, en el Soccer City Stadium de Johannesburgo, la final del Mundial 2010, el primero que se celebra en África, y bien, por cierto. El preferido de la afición es el equipo de Vicente del Bosque. Convence, por fútbol y actitud. Y por aspectos como éstos que Pau Gasol esgrime: «Ambición, sacrificio y ningún complejo son las claves del éxito español en el deporte». De todo ello ha dado fe la selección en este Mundial que a partir de las ocho y media elige ganador. No hubo hundimiento tras lo de Suiza y sí una progresión costosa, lenta y efectiva hasta culminar en la semifinal con los mejores minutos del equipo, de ahí el triunfo que los alemanes, derrotados y hundidos, también aplaudieron. La opinión general, incluso de holandeses tan destacados como Cruyff, Koeman o Van Nistelrooy, es que España es favorita. Jaime Lissavetzky y Alejandro Blanco anticipaban en las páginas de LA RAZÓN que el partido de hoy sería más sencillo que la semifinal, que Holanda daría menos guerra que Alemania y que encajaría más goles... Es un sentimiento colectivo que no ensombrecen los 25 encuentros consecutivos que han disputado los «oranje» y no han perdido. La España de Del Bosque, que no ha empatado nunca, sólo ha encajado dos derrotas, en la Copa Confederaciones, hace un año contra Estados Unidos, y también en Suráfrica la reseñada ante Suiza, sin otro efecto que el de la reacción en cadena hasta alcanzar el objetivo, la final. Y la final es única; Holanda ya ha disputado dos, en el 74 y en el 78, contra Alemania y Argentina, en ambas perdió. Eran sus años dorados, la época en que deslumbraba en la Europa de los clubes con el Ajax y su alineación era una constelación de estrellas encabezada por Johan Cruyff. La selección de Van Maarwijk, que se ha presentado en la meta dejando tras de sí las mejores sensaciones, sobre todo después de mandar a casa a Brasil, no es, sin embargo, ni la sombra de aquélla que hubiese merecido algún éxito sonado en la década de los 70. España disputa su primera final mundialista. Sus avales, el campeonato de Europa en 2008 y una plantilla, del 1 al 23, que rebosa calidad, ilusión y ambición. Es la favorita mayoritaria, barre en las apuestas y todavía no ha cuajado su gran partido. Dos mitades, ante Portugal y Alemania, sirven de carta de presentación, pero le falta el ribete dorado, la orla del campeón para que la fecha de hoy sea inolvidable. En la historia de España hay señales históricas e inequívocas marcadas en el calendario desde el 12 de octubre de 1492. En 1904 José de Echegaray recibió el Nobel de Literatura; después, Jacinto Benavente (1922), Juan Ramón Jiménez (1956), Vicente Alexandre (1977) y Camilo José Cela (1989). En Medicina, Santiago Ramón y Cajal (1906) y Severo Ochoa (1959). Año señalado es 1982, no por el Mundial español, sino por el Óscar de José Luis Garci, que abrió el camino a Fernado Trueba (1993), Pedro Almodóvar (1999 y 2002), Javier Bardem (2008) y Penélope Cruz (2009). Massiel ganó Eurovisión el 6 de abril de 1968, otro hito. Más fechas para el recuerdo: ingreso en la ONU el 22 de abril de 1955 y en la Comunidad Económica Europea, el 1 de enero de 1986. Otro primero de enero histórico, el de 1999, con la entrada del euro. Hoy es 11 de julio de 2010. La Holanda de Robben, Sneijder y Van Persie tratará de discutir la hegemonía del fútbol mundial a la España de Casillas; Ramos, Piqué, Puyol, Capdevila; Xavi, Alonso, Busquets, Iniesta; Villa y Pedro..., o Torres, Silva, Cesc, Llorente, Navas, Mata, Javi Martínez, Marchena, Arbeloa, Albiol, Reina y Valdés. Vicente del Bosque guarda siempre una carta en la bocamanga; no deja de sorprender, y de acertar. La participación de Pedro en la alineación inicial plantea alguna duda porque en los encuentros anteriores el titular fue «El Niño». Pedrito hizo un buen partido que no fue redondo porque al final le salió la vena egoísta de tantos y tan buenos goleadores. Por eso no le van a cambiar; ¿por qué, entonces? Sólo Del Bosque lo sabe. Las cartas, a falta de confirmación oficial de los equipos, están servidas y el Mundial colocará a cada quien en su sitio. La fatalidad, el árbitro inglés, el estado del terreno de juego o los postes no serán siquiera efectos colaterales nocivos si España, u Holanda, cuajara un gran partido.La Reina, los Príncipes, Nadal, Gasol...En el palco de autoridades estarán: - Jacob Zuma, presidente de Suráfrica; la Reina doña Sofía; los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia; los príncipes de Holanda, Guillermo y Máxima; Jan Peter Balkenende, primer ministro holandés; Koffi Annan, ex secretario general de Naciones Unidas, y el príncipe Alberto de Mónaco. - Fabio Cannavaro, Marcel Desailly, Lothar Matthaeus, George Weah, Roger Milla, Lucas Radebe, Plácido Domingo, Rafael Nadal, Pau Gasol, Shakira, Morgan Freeman y Naomi Campbell.