Unicaja aprueba el traspaso de su negocio al nuevo banco

La Razón
La RazónLa Razón

Málaga- Los consejeros de la asamblea de Unicaja aprobaron ayer en sesión ordinaria y extraordinaria el traspaso de los activos y pasivos a la entidad bancaria que se pretende crear, denominada Unicaja Banco, además de aprobar sus cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2010, el presupuesto de la obra social y autorizar al consejo de administración para emitir cédulas, obligaciones subordinadas y un programa de pagarés.
La entidad dejó claro que Unicaja «no desaparece como caja, ni tampoco la obra social que desarrolla, y contará con un banco –que se encuentra en trámites de constitución– para el ejercicio de la actividad financiera». El banco está concebido como «un instrumento de actuación de la entidad para una mejor y más flexible adaptación al contexto actual».