Arenas a Griñán: «Se acabó la fiesta»

Asegura que «los pilares del Estado del Bienestar se están tambaleando» y exige más reformas.

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, se dirige ayer desde su escaño a José Antonio Griñán
El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, se dirige ayer desde su escaño a José Antonio Griñán

SEVILLA- Las primeras palabras de Javier Arenas, nada más ponerse de pie, apretar el botón «on» de su micrófono y abrocharse la chaqueta fueron las que siguen: «La fiesta se ha acabado, el gasto sin control se ha terminado. Los pilares del Estado de Bienestar se están tambaleando».El plan de ajuste de Zapatero le dio ayer todas las ventajas al dirigente popular, al ver reafirmado el discurso de la necesaria austeridad pública que lleva meses entonando. Arenas le volvió a pedir a Griñán que se ajuste a un gobierno de diez consejerías (frente a las 12 actuales, al comienzo de legislatura eran quince) y le reclamó una batería amplia de recortes: en altos cargos (el 50 por ciento), en empresas y fundaciones públicas, en el dinero destinado para cursos de formación a empresarios y patronal (a principios de año recibieron más de 70 millones de euros por este concepto) y en todo el gasto burocrático de la «mastodóntica Administración».«En el último año el personal del sector público ha crecido el 14 por ciento en Andalucía y en España el siete por ciento, ¿éste es el camino?; la deuda del Estado se ha duplicado en cinco años y, en Andalucía, se ha triplicado en tres años, ¿éste es el camino?», le repitió. El dirigente popular reclamó, asimismo, un grupo de trabajo para auditar todo el sector público. «Se lo puedo decir en español y hasta en portugués (en referencia al último viaje oficial del presidente), tenemos una Administración política que impide la administración profesional y pesa como una losa sobre la espalda de los andaluces».