Largas colas de votantes en las primeras elecciones democráticas de Guinea

Los colegios electorales abrieron hoy en Guinea Conakry a las 7.00 horas (local y GMT) con largas colas de votantes a las puertas, que esperaban emitir su sufragio en las primeras elecciones democráticas que se celebran en más de cincuenta años de independencia.

Los ciudadanos, sometidos a regímenes autoritarios y militares desde la independencia del país, en 1958, esperaban desde primeras horas de la madrugada a las puertas de los centros de votación, donde hombres y mujeres forman largas filas a la espera de depositar su papeleta, informó la radio privada senegalesa Sud FM. Las votaciones han tardado en comenzar en algunos centros a causa del retraso de los representantes de los candidatos o de los agentes electorales, indicó la misma fuente, que coincidió con otras emisoras de radio regionales captadas en Dakar. En total, 8.424 colegios permanecerán abiertos hasta las 18.00 horas para recoger los sufragios de 4,2 millones de electores llamados a las urnas. Más de 100.000 guineanos que viven en el extranjero podrán también acudir a las urnas en cientos de colegios abiertos en 17 países africanos, europeos y en Estados Unidos.24 candidatos aspiran a la Presidencia, entre los que destacan el veterano opositor Alpha Condé y cuatro ex primeros ministros de Conté: Cellou Dalein Diallo, Sidya Touré, Lansana Kouyaté y François Louseni Fall.Los candidatos finalizaron el viernes un mes de campaña electoral, que aprovecharon para intentar convencer a los votantes sobre su capacidad de llevar a cabo los sueños de cambio y un futuro mejor de los guineanos.La campaña electoral transcurrió con tranquilidad hasta el jueves pasado, día en el que una serie de enfrentamientos entre seguidores de Diallo y Tour causaron entre cuatro y seis muertos, según informaron hoy los medios locales.La Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), organismo encargado de la organización de las votaciones, ha asegurado que todo está bajo control para el desarrollo de unos comicios libres y transparentes. Las Fuerzas Armadas, que controlan el país, han garantizado su total neutralidad en estas elecciones.