La nube de polvo africano disminuirá mañana con el cambio de tiempo

Una nube de polvo africano afecta al centro y sur peninsular desde primera hora de esta mañana con concentraciones de polvo de hasta 160 microgramos por metro cúbico y que irán disminuyendo a partir de mañana debido al previsible cambio de orientación del viento.

Según ha explicado a EFE-Televisión el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Alejandro Lomas, las concentraciones de polvo más acusadas de esta masa de aire procedente de África se han registrado sobre las 10 de esta mañana y se esperan de nuevo para las ocho de la tarde.

Esta nube de polvo africano "está asociada a una entrada de aire de procedencia africana que, empujado por vientos de componente sur, afectará durante el día de hoy a una parte de la Península", ha indicado.

La zona centro y la mitad sur peninsular serán las más afectadas
por este episodio meteorológico, aunque en el extremo norte y noroeste pueden registrarse concentraciones de polvo en suspensión de unos 20 microgramos por metros cúbicos.

"Mañana, con el cambio de tiempo que se espera y, por lo tanto, el cambio de viento, seguramente la mancha de polvo en suspensión se dispersará bastante", ha señalado Lomas.

Este fenómeno se origina en el norte de África, en una zona de escasa vegetación, donde hay muchas partículas pequeñas en la tierra que, empujadas por el viento, entran en suspensión en las capas medias y bajas de la atmósfera.

Las corrientes atmosféricas empujan estas masas con polvo en suspensión hacia zonas donde, en origen, no se produce ese tipo de fenómeno, como es el caso de España.

Sin embargo, a partir de mañana, cuando se prevé un descenso de las temperaturas, estas nubes de polvo irán desapareciendo, ha afirmado Lomas.

Así, para los próximos tres días se espera que una masa de aire frío se descuelgue del norte y vaya empujando a las masas más cálidas, de origen africano, provocando un descenso "bastante claro"de las temperaturas.

Este descenso térmico se va a notar, fundamentalmente, en el cuadrante noroeste de la Península, aunque la evolución de las masas de aire frío indica que todo el país se va a ver afectado por una bajada de los termómetros que tardará algo más en notarse en la zona mediterránea, donde aún se registrarán temperaturas altas.