Clinton pide a Gadafi que se vaya y baraja «todas las acciones posibles» para poner fin al régimen

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, advirtió hoy de que todas las opciones están sobre la mesa para derrocar a Muamar el Gadafi, por la violenta represión llevada a cabo contra las revueltas en su país. Por su parte, el portavoz de la Casa Blanco ha asegurado que el exilio del líder libio es una posibilidad.

"Seguimos explorando todas las acciones posibles. Nada está excluido de la mesa", señaló Clinton, al intervenir hoy ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en el que pidió a los países que aprueben medidas que se sumen a las ya aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, como el embargo de armas y la congelación de los bienes del dirigente libio.

De hecho, ha defendido este lunes que ha llegado el momento de que el dirigente libio "se marche". "Gadafi y aquellos que le rodean deben rendir cuentas por los actos, que violan las obligaciones internacionales y la decencia común", ha subrayado Clinton en su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, asegurando que la comunidad internacional no ha dejado ninguna posibilidad fuera de la mesa en cuanto a los próximos pasos a dar contra Libia.

Clinton dijo que con la violenta represión de las protestas en Libia, que ha incluido "bombardeos a los manifestantes, soldados ejecutados por negarse a disparar a su pueblo, empleo de mercenarios, torturas... Gadafi y su círculo han perdido la legitimidad para gobernar".

Por su parte, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ha explicado hoy que el exilio del líder libio "es una posibilidad"para poner fin a la crisis que vive el país norteafricano. Carney hablaba así en declaraciones a la prensa antes de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reúna hoy en el Despacho Oval con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, para tratar sobre la situación en el país y la reciente imposición de sanciones por parte del Consejo de Seguridad.

Obama lanzó un llamamiento por primera vez este fin de semana para la marcha de Gadafi del poder en Libia, de modo que se evite un mayor baño de sangre. Según indicó el portavoz, el Gobierno de Estados Unidos, que este fin de semana anunció sanciones unilaterales contra el régimen de Gadafi, desarrolla contactos "con aquellos que pueden traer el cambio"a Libia, aunque indicó que es "prematuro"centrarse en algún grupo en concreto.

Una de las posibles opciones para solventar la crisis, indicó Carney, es que Gadafi abandone el país que ha gobernado durante 42 años. "El exilio es una de las opciones para él", declaró el portavoz. "Estamos planteándonos de manera activa una zona de exclusión aérea", dijo también, y apuntó que es uno de los asuntos que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, aborda en sus reuniones en Ginebra para asistir al encuentro extraordinario del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre Libia.