"Detectamos enfermedades antes de la aparición de los síntomas»

El Hospital Ruber Internacional cuenta con un escáner que encuentra lesiones cardiovasculares en cinco segundos.

"Detectamos enfermedades antes de la aparición de los síntomas»
"Detectamos enfermedades antes de la aparición de los síntomas»

El corazón es el motor más potente que hay en el mundo. Este músculo que se desarrolla desde el primer mes de embarazo, late alrededor de 100.000 veces al día y actúa como una bomba que expulsa más de 7.000 litros de sangre diarios hasta que fallecemos. Se podría decir que el corazón es una bomba incansable, aunque realmente esto no es así. De hecho, las enfermedades cardiovasculares suponen la primera causa de muerte en España, alrededor de un 45 por ciento de la población. Un diagnóstico precoz es fundamental para instaurar un tratamiento adecuado y mejorar el pronóstico y la supervivencia de los enfermos.
Asistimos hoy en día a una revolución tecnológica que ayuda a mejorar el diagnóstico de los pacientes empleando métodos no invasivos. Técnicas que sin introducir catéteres en el organismo, permiten obtener imágenes de la morfología y funcionamiento del corazón.
El hospital Ruber Internacional posee el TAC multicorte LightSeed VCT-XT, un novedoso aparato de última generación para el diagnostico coronario no invasivo. Este revolucionario escáner, orientado al diagnóstico precoz de enfermedades cardiovasculares consigue la reconstrucción tridimensional del corazón y las arterias en distintos planos y vistas con la más alta definición de imagen.
Reduce hasta en un 75 por ciento el nivel de radiación respecto a la anterior generación de TAC coronario. Los factores de riesgo para padecer una enfermedad coronaria son "principalmente la hipertensión, el colesterol, la diabetes, el tabaco, la obesidad y el sedentarismo", explica el Dr. José Luis Zamorano, responsable de la Unidad de Diagnóstico Cardiovascular no Invasivo del Ruber Internacional, Presidente de la Sociedad Europea de Ecocardiografía e Imagen Cardiovascular y autor de más de doscientas publicaciones.
Este equipo es capaz de detectar lesiones cardiovasculares en aquellos pacientes que aún no evidencian síntomas y es recomendable realizar un TAC de este tipo "en aquellos pacientes de riesgo intermedio, también a aquellos pacientes que presenten los anteriores factores o padezcan síntomas cuya procedencia no está clara. Eso sí, siempre valorando el riesgo - beneficio e individualizar cada caso antes de iniciar la prueba debido a la radiación", asegura el doctor Zamorano.
Según explica el especialista, "el LightSeed VCT-XT es particularmente efectivo en cardiología, donde tiene la capacidad única de captar imágenes del corazón y las arterias coronarias en tan sólo 5 segundos, permite explorar otros órganos completos en un segundo y el cuerpo entero en menos de diez. Esto, a diferencia de otros métodos, permite una mayor precisión en la prevención y diagnóstico de enfermedades coronarias de una forma rutinaria". El valor predictivo negativo de esta técnica es cercano al 100 por ciento, es decir, "si la prueba tiene un resultado normal es prácticamente seguro que el paciente no tiene enfermedad coronaria", añade el doctor.

Reducir al mínimo la radiación
Los estudios sobre salud pública demuestran que es necesario tener en cuenta la dosis de rayos X en el diagnóstico con TAC. En este sentido la norma europea recomienda que las dosis deban ser inferiores a 8,5 mSv (milisieverts, unidad de medida en radiación). Los escáneres clásicos vienen aplicando una dosis media de 13mSv, mientras que con el escáner de última generación se logra reducir la irradiación a 5,6 mSv aproximadamente.
Otra de las ventajas de este equipo es que el paciente recibe radiaciones solamente durante la fase útil del ciclo cardiaco, con lo que la exposición pasa de 5-6 segundos a 1-1,6 segundos.
Avances tecnológicos
Se ha demostrado que muchas enfermedades cardiovasculares son hereditarias lo que ha permitido avanzar en la genética molecular e identificar los genes que originan las anomalías cardiacas y vasculares y que podrían incluso originar la muerte del paciente. "Los avances en al campo de la medicina respecto a detección, diagnóstico y tratamiento vienen acompañados de avances tecnológicos que permiten detectar enfermedades antes incluso de que el paciente tenga síntomas. El gran reto es incorporar la combinación de la información aportada por la imagen cardiovascular y la genética", indica el doctor José Luis Zamorano.
La cardiología moderna ha desarrollado una gran revolución tecnológica "pero nunca podrá suplir las indicaciones y el apoyo que el médico aporta al paciente; es el médico el que debe informar al paciente cual es el valor añadido de cada técnica en cada situación", concluye el especialista José Luis Zamorano.