Halffter y De Pablo claman contra el «tsunami» de vulgaridad que azota España

Ya no vive quien "amargó"la vida cultural de España y fue una "losa"para la creatividad de los compositores Cristóbal Halffter y Luis de Pablo, es decir, Francisco Franco, pero el país está asolado ahora por "un tsunami"de "vulgaridad, banalidad e indiferencia"que les preocupa y mucho.

Halffter y de Pablo, "punta de lanza"de la vanguardia musical en España, han cumplido este año los 80, y esa "persistencia"vital está siendo reconocida en homenajes como el que le rinde la Comunidad de Madrid este fin de semana en los Teatros del Canal con una exposición y dos programas musicales.Ambos han participado hoy en la presentación del homenaje, en la que también han intervenido el director de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM), José Ramón Encinar; el director general de Promoción Cultural de la Comunidad, Amado Giménez; la coreógrafa Blanca Li; el comisario de la exposición, José Luis Téllez, y el intendente de la ORCAM, Jorge Culla. "Hemos llegado a los 80 en condiciones de seguir. Es sólo una etapa más, no un punto y final. Pretendemos seguir luchando", ha afirmado Cristóbal Halffter (24 de marzo), que ha querido explicar su experiencia en el Conservatorio de Madrid "hace ya unas décadas"para comparar la situación de entonces, sometida a "la administración"y sus "estupideces", con la actual. "Creo que todo sigue igual: preocupados por lo que dice el reglamento y no por la música", ha lamentado este compositor, un "luchador"junto a de Pablo contra "la losa"que suponía "una persona que ya desapareció", Franco. "Ahora no está, pero pasa algo muy grave. Hoy tenemos un 'tsunami' en nuestra sociedad que es la vulgaridad, la banalidad y la indiferencia, y tenemos que luchar contra eso porque, si no, España y Europa desaparecerán". Pero es que, además, ha clamado Halffter mientras de Pablo asentía, "se habla de la 'industria cultural' y eso es un disparate. Todo eso nos sigue preocupando y hace que sigamos vivos, al día y luchando contra que la administración sea el eje de todo y que la cultura sea rentable". De Pablo (Bilbao, 28 de enero) ha asegurado que el homenaje le produce un entusiasmo que es "casi conmoción", que está orgulloso de haber contribuido a la "normalización democrática musical"del país y que ha hecho "todo lo que ha hecho"porque sin ello sería incapaz "de seguir viviendo"."Esto nos da el ánimo a seguir con vida, aunque, la verdad, no quisiera vivir otros 80 y llegar a los 160", ha confesado de Pablo, que, como Halffter, ha subrayado las dificultades que tuvieron entre los años 50 y 70 para hacer su música y sobrevivir a quienes veían en sus composiciones de vanguardia una amenaza a los principios del "Régimen".El homenaje, interpretado por la ORCAM, incluye la pieza de teatro musical de Luis de Pablo "Very gentle", con coreografía de Blanca Li, y la ópera de cámara "Un parque".De Cristóbal Halffter ha sido "más difícil"elegir, según Encinar, porque prácticamente toda su obra es sinfónica o "muy de cámara"y han optado por recuperar piezas de su etapa electrónica, "Variaciones sobre la resonancia de un grito"y "Llanto por las víctimas de la violencia", digitalizadas por Gregorio García Karman.Lo que se puede ver en la exposición, de discos a programas pasando por fotografías familiares o partituras, "no les ha dado un duro a los compositores, pero sí la vida", ha concluido Halffter.