Un paseo por la Andalucía oficial e irreal

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Sevilla- Los dos representantes de la oposición aprovecharon la última sesión de control al Ejecutivo para hacer balance. Al paso salieron los 1,2 millones de desempleados, la vuelta de las competencias del Guadalquivir al Gobierno central, la trama de los ERE y la «corrupción» en la Consejería de Empleo, la pérdida de puestos de trabajo en todos los sectores productivos, la política del «ordeno y mando», el «incendio» de la función pública... Un balance «desolador e incluso plúmbeo» en palabras de Valderas, y «continuista» en opinión de Arenas. «La autonomía no es un fin en sí misma, sino un instrumento para vivir mejor. En manos de Griñán la autonomía ha fracasado».

Griñán dibujó otra realidad, tan diferente que al coordinador regional de IU le pareció que el presidente andaluz hablara de una comunidad que estuviera «liderando» España, cuando donde estamos –subrayó– es «en el furgón de cola». Dijo Griñán que «los salarios en Andalucía están por encima de los de nueve comunidades», subrayó el aumento de las exportaciones y dio por hecho el viraje hacia un nuevo «modelo económico, que está cambiando». El presidente andaluz pidió, asimismo, una conferencia de presidentes autonómicos nada más sea investido Rajoy para hacer frente a los mercados.