Barberá elimina la Mostra por la crisis y ahorra 17 millones

La alcaldesa no descarta recuperar el festival en unos años

La alcaldesa de Valencia junto a la patronal valenciana y los sindicatos
La alcaldesa de Valencia junto a la patronal valenciana y los sindicatos

Valencia- La eliminación de los grandes eventos continúa. Esta vez, la Mostra de Valencia, el acontecimiento cinematográfico, se suspende por la difícil coyuntura económica. Así lo anunció ayer la alcaldesa, Rita Barberá, tras ser preguntada por las declaraciones del hasta ayer director, Salomón Castiel, en las que decía que al festival le dedicaba sus «ratos libres».

El Ayuntamiento ahorrará 1,7 millones de euros del presupuesto previsto para la próxima edición, que estaba prevista entre el 23 y el 31 de marzo. Además, no será lo último que sufra recortes.

Reconoció que, aunque el cambio de temática de los dos últimos años, dirigido al cine de acción y aventura, había tenido un mayor atractivo, al festival «le había costado despegar».

En este sentido, el vicealcalde, Alfonso Grau, acompañado de Castiel, volvió a incidir en que la supresión del certamen se debe solo a la actual crisis

Asimismo, mostró su voluntad de que cuando vengan tiempos mejores se pueda «relanzar» un festival que se ha celebrado en dos ocasiones en un mismo año.

Por esta razón, Grau aseguró que no hay descontento con la gestión de Castiel y que no ha cobrado nada desde el mes de junio, cuando se rescindió el contrato que mantenía con el Consistorio.

En referencia a los funcionarios que trabajaban en la Mostra, confirmó que eran cinco los que colaboraban con la gestión del evento, y que, de ellos, dos están a punto de jubilarse, y que a los tres restantes «habrá que buscarles otra ubicación». Así, recordó que la Fundación que elaboraba el certamen, que pasó a tener estructura mercantil, va seguir realizando «tareas tangenciales» relacionadas con el cine.

Por su parte, Castiel aseveró que su despedida es un «hasta luego» y no un «adiós».

Un pacto por el empleo
El Ayuntamiento también firmó ayer el IV Pacto por el Empleo de Valencia junto a la patronal valenciana y los sindicatos. Estos apuestan por la innovación y las nuevas tecnologías como fórmula para la creación de empleo y empujar a los emprendedores.

Barberá anunció que el presupuesto destinado sería de 60 millones con una duración hasta 2013, un 17, 6 por ciento más que el año anterior.

Una de las preocupaciones principales es la del desempleo juvenil. El presidente de la CEV, José Vicente González, hizo mención a la creación de puestos para un colectivo que sale de las universidades muy preparado. También hizo referencia a la necesidad de que la ciudad disponga de un «entorno tecnológico atractivo».

Por su parte, el secretario general de UGT, Conrado Hernández, apuntó que el objetivo es crear empleo, pero no precario y de mala calidad, sino estable y duradero.