Libros

Querida Agatha Christie

Camilla Läckberg ha conseguido justa fama co- mo escritora de novelas policíacas nórdicas con una serie iniciada con «La princesa de hielo». Los nueve títulos publicados tienen al matrimonio formado por el detective Patrick Hedström y la escritora de biografías femeninas Erica Falck de protagonistas. «Las huellas imborrables» es el noveno publicado en España.

Querida Agatha Christie
Querida Agatha Christie

 «La Mankel femenina», como la denominan en su tierra natal, Suecia, tiene tendencia a describir a sus personajes de forma un tanto verbosa y abunda innecesariamente en las acciones paralelas hasta el punto de resultar prolija y desdibujar la indagación policíaca. Las diferencias con Mankell saltan a la vista. Los personajes de Läckberg son ciudadanos integrados en la sociedad, la quiebra del estado del bienestar es un eco lejano y la crítica social se reduce a aquello que toda familia esconde.

Guerra de sexos
Lo cierto es que a Läckberg le gusta construir alrededor de la investigación policial un mundo cotidiano repleto de anécdotas de corte costumbrista. La vida privada de los protagonistas y sus secretos y la guerra de sexos, versión posmoderna, con el reparto de roles de igualdad dentro de un matrimonio políticamente correcto resulta gratificante a sus lectores, en su mayoría mujeres, pero que irritan a los amantes de los detectives polares. Para bien o para mal, es el estilo que ha dado fama a la escritora. Precisando, más que novela negra, la suya es el clásico «whodunit» de literatura de suspense, con similitudes con la novelística de Agatha Christie y su mundo rural en el que la aparición de una persona asesinada lo ponía patas arriba.

En este sentido, Läckberg plantea con precisión y buenas dosis de suspense sus intrigas, y aunque demora la solución del misterio con excursos familiares y un psicologismo banal, resultan siempre interesantes. Que sus protagonistas sean una pareja de detectives casados está inspirado en la novela de humor y misterio de Dashiell Hammet «El hombre delgado», llevada al cine con William Powell y Myrna Loy, y de la que Johnny Depp tiene intención de hacer un «remake» este año.

La diferencia de este clásico sofisticado de la novela negra con «Las huellas imborrables» es la ausencia de sentido del humor en la novelista y su incapacidad para la elipsis. El microcosmo del pueblecito de Fjällbacka, el mundo familiar de la escritora, las peleas del matrimonio, el feminismo militante que asoma y las tensiones de sus habitantes impiden que la trama avance con soltura y el misterio encuentre el contrapunto necesario para su desarrollo.

Sobre la autora: Una de las novelistas nórdicas de misterio que más libros vende en el mundo: sólo en Suecia, ha despachado dos millones. Ideal para...: lectores sin prisas y con tiempo, amantes de la novela clásica de misterio, crímenes, detectives y cierto costumbrismo posmoderno. Un defecto: Lo prolijo de sus narraciones, repletas de descripciones sobre los familiares de los protagonistas. Una virtud: La construcción del misterio, su forma de dosificar los elementos para mantener el interés del lector hasta el final. Puntuación 7