Suu Kyi y Laura Bush ensalzan acción comunitaria y de mujeres contra el sida

 La ex primera dama estadounidense Laura Bush ensalzó hoy en Washington el liderazgo de las mujeres en la lucha contra el sida, mientras que la líder opositora birmana Aung San Suu Kyi destacó la importancia de la acción comunitaria en el combate a la epidemia.

Ambas hablaron en el marco de la XIX Conferencia Internacional sobre el Sida que se celebra en Washington, a través de una videoconferencia en el caso de Suu Kyi.

"Las mujeres son centrales en la lucha contra el sida", afirmó la esposa del expresidente estadounidense George W. Bush (2001-2009) en un discurso en la conferencia, a la que asisten más de 20.000 personas entre activistas, representantes de gobiernos y expertos.

La ex primera dama subrayó que "la salud de las mujeres afecta a las familias, a las comunidades y a países enteros".

En general las mujeres, y en particular las de minorías en Estados Unidos y las que viven en países de ingresos bajos y medios, han registrado altas tasas de infección con el VIH en años recientes, contagiadas por parejas que abusan de ellas, usan drogas o mantienen relaciones homosexuales.

En 2011 los jóvenes de entre 15 y 24 años representaron el 40 % de las nuevas infecciones por el VIH en adultos y los casos en mujeres de esa edad son el doble de los registrados entre los hombres, de acuerdo con la agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA).

Laura Bush resaltó que en sus viajes a África cuando era primera dama y más recientemente con la fundación de su marido ha podido ver la "devastación"que provoca el sida.

George y Laura Bush estuvieron a principios de este mes en Zambia para ayudar a renovar un centro de salud, dentro de un proyecto respaldado por su fundación para combatir el cáncer de útero en África.

Según dijo hoy la ex primera dama, las mujeres infectadas por el VIH tienen más probabilidades de desarrollar ese tipo de cáncer.

En un discurso plagado de anécdotas personales, Laura Bush destacó la labor de sus dos hijas mellizas, Bárbara y Jenna, en proyectos con jóvenes de lucha contra el sida.

También mencionó a su suegra, Bárbara Bush, ex primera dama y esposa del expresidente George H. Bush.

"Cuando la gente pensaba que se contagiaba el sida tocando a un enfermo, ella (Bárbara) tocó y abrazó a niños con sida. Su ejemplo ayudó a confrontar el sida con compasión", afirmó.