Obama logra que el Senado ratifique el Tratado START

El Senado de Estados Unidos ratificó ayer el tratado de desarme nuclear START con Rusia, en un importante triunfo para Barack Obama que supone, probablemente, el mayor logro de su Presidencia en política exterior hasta el momento.

El vicepresidente Biden, momentos antes de la votación
El vicepresidente Biden, momentos antes de la votación

Ante la atenta mirada del vicepresidente Joe Biden y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el pleno del Senado respaldó la medida con 71 votos a favor y 26 en contra, en una sesión que había quedado prácticamente definida en la votación de procedimiento del martes, en la que los senadores decidieron clausurar el debate.

Trece republicanos, dos más que el martes, decidieron ayer votar junto a 56 demócratas y dos independientes a favor del tratado, después de que se aprobaran dos enmiendas diseñadas para contrarrestar las críticas de la oposición. Los votos en contra de los dos republicanos de más rango, los senadores Mitch McConnell y Jon Kyl, no impidieron que se alcanzara con creces la mayoría de dos tercios de la Cámara.

Sin embargo, el acuerdo en el Senado no ha llegado sin sacrificios para Obama, que ha debido comprometerse con los republicanos a gastar 14.000 millones de dólares más durante la próxima década para modernizar el complejo estadounidense de armas nucleares.

«Ésta es la contribución más importante a la seguridad nuclear en casi dos décadas, y hará el mundo más seguro», dijo Obama en una conferencia de prensa en la que destacó el «importante apoyo bipartidista» logrado. Mientras, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, confirmó ayer que tratará de ratificar el START en el Parlamento mañana. Efe


Adiós a la «ley del silencio» gay
Obama firmó ayer la abolición de la ley que prohibía a los militares estadounidenses homosexuales declarar abiertamente su condición. La Ley, conocida como «Don't ask, don't tell» (no preguntes, no digas), fue promulgada en 1993 y su derogación fue prometida por el presidente estadounidense durante la campaña electoral. «El valor y el sacrificio no es más limitado por la orientación sexual», apuntó Obama durante una ceremonia en el Departamento de Interior en la que dijo sentirse «orgulloso» de acabar con esta normativa. La Unión de Libertades Civiles (ACLU) aseguró que el de ayer fue «un paso histórico».