Santander prevé elevar el dividendo a los accionistas a partir de 2013

Botín augura que España puede ser «la sorpresa positiva» en los próximos años

Botín espera elevar la retribución a los accionistas a partir de 2013

LONDRES- Las altas temperaturas que marcaban los termómetros de la City no fueron la única sorpresa con la que se toparon ayer los inversores en la capital británica. El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, también tenía un «conejo» guardado en la chistera.

Al clausurar el encuentro de dos días que ha mantenido la entidad con más de 300 analistas e inversores, el responsable del primer banco español aseguró que España puede ser la «mayor sorpresa positiva» en los próximos años.

«Hemos alcanzado el suelo y creemos que 2012 será similar al 2011, pero a partir de 2013 esperamos que se normalicen progresivamente nuestras provisiones, morosidad y costes de liquidez», dijo. Y recalcó que «la contribución a beneficios de España puede ser la mayor sorpresa positiva para los inversores en los próximos años».

En esta línea, Botín confió en poder aumentar el dividendo a los accionistas a partir de 2013 y anunció que espera que el beneficio por acción se eleve en torno al 10% anual en los próximos cuatro años. El presidente del Santander fundamentó este objetivo en la previsión de alcanzar un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) de entre el 12% y el 14%, y de un ROTE (rentabilidad sobre recursos propios tangibles) de entre el 16% y el 18% en 2014, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Aunque reconoció que se prevé un crecimiento «muy limitado» y niveles de tipos de interés «bajos» durante dos años, recalcó, sin rodeos, que el «Banco Santander es más fuerte hoy que antes de la crisis».

Por otra parte, a pesar de que la entidad figuraba entre las que había presentado ofertas para participar en la subasta de la CAM, Botín afirmó que no tenía planes de realizar «ninguna adquisición o desinversión significativa en los próximos años», ya que tras las compras hechas en los últimos tres años por valor de 14.000 millones de euros, el Santander disfruta de una buena diversificación geográfica, que «nos da el equilibrio adecuado».

En cuanto al mercado en Reino Unido, Botín reafirmó que la salida a Bolsa de la división de Santander UK no se materializará antes de 2013, ante la «incertidumbre» regulatoria existente.


La exposición al ladrillo
Santander espera que su exposición inmobi-liaria se rebaje en 6.000 millones de euros en tres años, al pasar de los 25.347 millones de euros actuales hasta 19.000 millones en 2013, lo que supondría una reducción de sus activos vinculados al ladrillo en un 25%. El vicepresidente de Santander, Matías Rodríguez Inciarte, recordó que la tasa de morosidad del 21% de los activos inmobiliarios se acerca a la cantidad de créditos dudosos concedidos al ladrillo.