Cayo Lara no descarta sanciones a IU de Extremadura por no votar al PSOE

«Nada está cerrado en Extremadura». Con esta frase valoraba un indignado Cayo Lara la decisión de Izquierda Unida (IU) de abstenerse para permitir que el PP llegue al Gobierno de la Junta extremeña.

Lara: la decisión de Extremadura está «fuera de la política federal de IU»
Lara: la decisión de Extremadura está «fuera de la política federal de IU»

 Y estaba tan descontento el coordinador federal de IU que no cerró la puerta a posibles sanciones. «Aquí no se ha cumplido con el acuerdo federal, que era que no había que facilitar gobiernos del PP», aseguró Lara en una entrevista en Onda Cero.
Por ese motivo anunció que ha convocado con carácter de urgencia para hoy a su Presidencia Ejecutiva para «debatir al máximo nivel ejecutivo federal la decisión». «Se va a poner sobre la mesa todo lo relativo a este tema y las posibles decisiones que hubiera que adoptar», apuntó. Según el coordinador federal de IU, ese acuerdo «sólo lo pueden cambiar los propios órganos federales, que tienen competencia para ello», pero quiso resaltar que «la dirección de Extremadura les sitúa fuera de la política general que IU está contando a los electores».
Eso sí, no quiso confirmar qué ocurrirá en la federación regional o si habrá alguna expulsión: «Es una palabra muy fuerte de la que, por ser tan delicada, no vamos a hablar hasta que se pronuncien los órganos correspondientes», anunció. Y se mostró en cierta medida convencido de que la situación puede cambiar al comentar que «yo no doy nada por hecho hasta el último momento».
Pero también se refirieron a este asunto varios miembros del PSOE, partido al que IU ha dejado fuera del Ejecutivo extremeño con su decisión. Así, el secretario de organización de los socialistas, Marcelino Iglesias, consideró «lamentable» lo ocurrido y pidió a IU un ejercicio de autocrítica. Por su parte, el presidente del Senado, Javier Rojo, acusó a los de Cayo Lara de hacer «lo contrario» de lo que dice. Una opinión muy similar a la del presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, quien señaló que ningún elector de izquierdas habría dado su voto a IU para que gobernase el PP, informa Efe.
En el otro extremo, el vicesecretario general de comunicación de los populares, Esteban González Pons, consideró que esta decisión es «consecuencia natural» del cambio en España producido tras las elecciones del 22 de mayo. Algo, dijo, que «no entienden algunos».