El PNV ofrece sus votos a Zapatero para derogar la Ley de Partidos

El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha señalado hoy que "los seis votos"de su partido en el Congreso están "disponibles para Zapatero"para que "en un ejercicio de estabilización política pueda ser derogada la Ley de Partidos o dejar sin efecto la ilegalización de formaciones políticas".

En una entrevista en Radio Euskadi, Egibar ha puntualizado que tal afirmación no supone una condición, sino una "exposición", y ha abogado por que en las próximas elecciones "podamos contemplar espacios forales y locales en el que todas las expresiones políticas estén presentes".

El dirigente nacionalista ha responsabilizado a Zapatero de "desestabilizar"Euskadi con la Ley de Partidos, acordada con el PP -que "desestabilizó el mapa electoral"y les lleva a un "escenario de control de la política vasca", ha dicho-, y de la "operación"para acceder al Gobierno vasco, "habiendo perdido las elecciones".

"La suma les daba"(al PSE para acceder al Gobierno Vasco con los votos del PP) pero "porque habían alterado las reglas del juego", ha dicho Egibar.

Ha señalado también que "no existe paralelismo"entre un eventual apoyo del PNV a los Presupuestos del Estado para lograr la aprobación de las cuentas en las Diputaciones Forales vascas.

A su juicio, "Zapatero por sí solo se cae. La ley de la gravedad parlamentaria le lleva a caer".

Respecto al informe del Gobierno de EEUU sobre terrorismo, en el que se indica que el nuevo Gobierno Vasco socialista "implementó una política antiterrorista más inequívoca para confrontar a ETA", Egibar se ha preguntado "dónde están los informes de años anteriores"para comparar y "en qué basa semejante afirmación".

"Ya sabemos -ha añadido- que el concepto de seguridad aplicado por los americanos, cuando entra por la puerta, las libertades y los derechos saltan por la ventana".

Sobre la estrategia soberanista impulsada por EA y la izquierda abertzale, ha advertido de que si no se produce una decisión "inequívoca e irreversible"por parte de ETA de abandonar la violencia, el denominado "polo soberanista"no va a tener "posibilidad de consolidarse".

Según ha considerado, "lo revolucionario e histórico"sería que ETA optase por abandonar la violencia, en una decisión que tiene que ser "unilateral".