El Árbol crecerá en 2012 a pesar de la «inevitable» subida del IVA

El consejero delegado del Grupo El Árbol, Juan Pascual, junto al director financiero de la compañía, Juan Carlos Rebollo, ayer en Valladolid
El consejero delegado del Grupo El Árbol, Juan Pascual, junto al director financiero de la compañía, Juan Carlos Rebollo, ayer en Valladolid

Valladolid- La compañía de distribución El Árbol, una de las empresas que más empleados tiene en Castilla y León (2.200), prevé crecer en 2012 en torno al 1,5 o 2 por ciento, a pesar de la «inevitable» subida del IVA. Así lo expuso su consejero delegado, Juan Pascual, en un encuentro con la prensa, a la que explicó que, dada la coyuntura económica, será el Gobierno entrante el que deba decidir, pero «parece claro que se han de afianzar los ingresos». Una circunstancia que, explicó, rebajará el consumo, pero, dado el mayor valor de las ventas, «un efecto matará al otro». En este contexto, Pascual reconoció que el primer semestre del año próximo será «difícil y duro», si bien confió en que se trata de «un paso atrás para tomar impulso, trabajar en positivo, más y mejor y hacer las cosas de forma diferente».

El responsable de El Árbol detalló que en el año que culmina, la compañía ha incrementado en un 4 por ciento su volumen de artículos vendidos, aunque el aumento en los ingresos no ha sido tan elevado, llegando sólo a un avance del 1 por ciento, por hechos como el fuerte crecimiento de las marcas blancas.

Para este ejercicio se espera que El Árbol -el distribuidor con una mayor superficie de venta al público- presente unos resultados de 850 millones de euros en facturación, con un Ebitda -beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones- de 21 millones de euros, en un ejercicio en el que se han adquirido 20 tiendas de Pascual Hermanos en Burgos.
En cuanto a los planes de expansión de la compañía, presente en doce autonomías, se focalizan en la compra de la compañía Dinosol, de manera que se podría completar la presencia de El Árbol en toda España. Por otro lado, se ha previsto renovar la imagen de sus tiendas, algo que se ha comenzado a hacer este año, pero que se completará con el 45 por ciento de comercios aún pendientes de un lavado de cara.