Alfonso Díez: «Cayetana es incansable»

Después de que Cayetana asistiese a la boda de su nieto, Jacobo Siruela, acompañada del funcionario –lo que supuso la primera aparición de Alfonso Díez en una boda familiar en Liria–, la pareja ha querido hacer una nueva demostración de sus sentimientos con una entrevista conjunta para el «Vanity Fair» de junio.

 El escenario elegido fue el palacio de Dueñas, en Sevilla, donde los novios hablaron sin tapujos de su relación. Mientras la Duquesa confesaba que la envidian porque Alfonso «está muy enamorado de mí», su novio aseguró que «no me gusta lo pretencioso, ni casarme para obtener un estatus. De hacerlo tiene que ser algo natural, la guinda de esta historia. Cayetana es mi presente absoluto, y el futuro, Dios dirá». Al parecer, no es la primera vez que el funcionario está dispuesto a pasar por la vicaría: «Sólo una vez estuve a punto de casarme, estaba muy enamorado. Pero siempre me ha gustado querer desde la libertad». Asimismo, confesó que, a pesar de que la Duquesa tiene 25 años más que él, a veces se siente el mayor de la pareja, porque «Cayetana es incansable». Por su parte, ella resta importancia al rechazo que sus hijos muestran hacia su relación y saca su vena más flamenca. «Ni caso. A mí me aconsejaba mi padre, pero después de él, nadie», aseguró rotunda. Eso sí, admite que con el aprobado de sus hijos todo «sería más agradable, claro».