Fabra apostará por Castellano a pesar de las presiones

El PP no entendería que el presidente cediera y aparentara debilidad

Valencia- La apuesta del presidente del PPCV y de la Generalitat, Alberto Fabra, por designar como secretario general a Serafín Castellano tiene una doble vertiente dirigida a la organización popular. Por un lado, aclarar su intención de ejercer el mando en un momento de especial trascendencia. De otro, confirmar la capacidad del actual conseller de Gobernación para dirigir el partido y coordinarlo en las tres provincias, en las que hay cuestiones que solventar.

Precisamente, según interpretan diferentes personalidades del PPCV, la contestación expresada en lo medios de comunicación por sectores cercanos al presidente provincial de Valencia y de la Diputación, Alfonso Rus, y a la alcaldesa, Rita Barberá, lejos de doblegar la voluntad de Fabra, puede tener el efecto contrario, fortalecerla. «Difícilmente puede ceder ahora y dar la impresión de haber sido vencido antes de llegar al Congreso de Alicante. Si es verdad que ya ha comunicado su intención en Madrid y aquí, no le queda otra que postular a Serafín Castellano».

En este sentido, se apuesta por la unidad del partido y las formas vigentes en el PP. «Por muy contrariados que puedan sentirse algunos, no habrá voto de castigo. Es la norma de conducta de los delegados populares. Los órganos de dirección –Ejecutiva, Junta Directiva y otros- ofrecen la posibilidad de dar cabida y satisfacción a quienes prefirieran otro nombramiento.

Más aún, tanto Rus como Barberá ya se apresuraron a expresar hace días su pensamiento de que el presidente debía decidirse por el secretario general que quisiera. «Ha de ser una persona de su confianza».

En esta línea, el también presidente de la Diputación no quiso ayer echar más leña al fuego y aseguró que «no hay problemas». Pero, avisó: «lo que haya que decir, se dirá allí, en las urnas».


Votos para medir la unidad interna
El PP ya ha iniciado la cu enta atrás para la celebración de su décimotercero cónclave. El pistoletazo de salida lo darán los debates sobre las tres enmiendas -«Comprometidos con el PPCV», «Comprometidos con la Comunitat Valenciana» y «Comprometidos con las personas»-, en los que participarán los más de 990 compromisarios. Después, revalidarán a su presidente regional, Alberto Fabra, por un porcentaje que servirá de termómetro sobre la cohesión del partido. El domingo, Fabra elegirá a los miembros de su Ejecutiva.