Australia aplaza una polémica ley sobre comercio de emisiones

El Gobierno australiano retiró hoy su controvertido proyecto de ley sobre el comercio de emisiones contaminantes, que aplazó por las próximas elecciones y la falta de acción internacional al respecto.

La nueva legislación, que lleva siendo discutida en el Parlamento desde 2009, ha sido rechazada en varias ocasiones y no volverá a tratarse en las cámaras australianas hasta al menos después de las elecciones que se celebrarán a finales de año.El primer ministro australiano, Kevin Rudd, reconoció esta mañana que es probable que la ley incluso tenga que esperar hasta 2013 para ver el contenido del nuevo acuerdo internacional para luchar contra el calentamiento global que sustituya al Protocolo de Kioto, que expira en 2012.Rudd quería que el proyecto hubiera estado listo antes del pasado diciembre, cuando se celebró en Copenhague la Conferencia de Cambio Climático de Naciones Unidas, pero no fue posible por el rechazo a última hora de la mayoría conservadora en el Senado.Aquel debate parlamentario generó un cambio de liderazgo entre la oposición, ahora encabezada por Tony Abbott.La ley, que tiene el objetivo de reducir las emisiones entre el 5 y el 25 por ciento antes de 2020, tampoco es respaldada por el Partido de los Verdes, que considera que concede demasiado a la industria del carbón y sus objetivos son limitados.Cuando llegó al poder en 2007, Rudd ratificó el Protocolo de Kioto y dijo que Australia abanderaría la lucha mundial contra el cambio climático. Una de sus medidas estrella para alcanzar esta meta era un límite sobre los niveles de emisiones que obligaría a las empresas a comprar permisos especiales para «contaminar más», según la ley que finalmente ha quedado aplazada.