S&P sitúa a España entre los más débiles en 2011

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha situado a España en el grupo de países más débiles en 2011, con crecimientos del PIB inferiores al 1%, igual que Portugal, Grecia e Irlanda, al tiempo que ha asegurado que las perspectivas económicas de estos países siguen siendo «estresantes» para sus sectores bancarios.

S&P baja los rating de La Caixa, Popular
S&P baja los rating de La Caixa, Popular

En su último informe sobre la inflación, S&P admite que cuenta con perspectivas divergentes para la zona euro y clasifica a los países en tres grupos diferentes: los que están en una mejor posición (Alemania, Finlandia, Eslovaquia y Eslovenia), los que se sitúan en un rango medio (Francia, Bélgica, los Países Bajos, Italia, Chipre y Austria) y los que están en peores condiciones (España, Grecia, Portugal e Irlanda). De hecho, ha reducido dos décimas su previsión de PIB para la eurozona de cara al año 2012, hasta el 1,8%, aunque ha mantenido la cifra que estima para este año (1,9%). Para España, sostiene que el PIB crecerá un 0,7% en 2011 y que la cifra se elevará al 1,5% el año que viene. La agencia de calificación afirma que el Banco Central Europeo (BCE) tendrá que tener en cuenta estas diferencias de crecimiento a la hora de decidir su política, y señala que la institución tiene por delante el «difícil» reto de decidir qué va a hacer ante el último repunte de la inflación (hasta el 2,4% en enero en la eurozona). En este sentido, indica que los países con economías más débiles son también los que muestran las tasas de inflación más fuertes, como España, donde los precios subieron un 3% en enero, o Grecia, donde crecieron un 5,2% en diciembre.
En este contexto, la agencia de calificación crediticia espera que la institución presidida por Jean Claude Trichet inicie una política de tipos de interés más altos a partir del otoño, pero que continúe con las medidas no convencionales en el año 2012.