Álvaro Montes: «Saldré a dar la cara allá adonde vaya»

El rejoneador jienense se prepara para su vuelta a los ruedos después de siete meses alejado de los ruedos tras un fatídico percance en Zaragoza, que le costó la vida a uno de sus caballos y agravó las lesiones que arrastraba de la campaña americana.

Álvaro Montes: «Saldré a dar la cara allá adonde vaya»
Álvaro Montes: «Saldré a dar la cara allá adonde vaya»

El proyecto de Montes para 2011 está cargado de esperanza, sobre todo, porque después de marcharse y vender la mayoría de sus caballos, el jinete se encuentra en plena fase de reconstrucción de su cuadra. Todo un reto para uno de los referentes del toreo a caballo, que aquí está de nuevo y atendió la llamada de LA RAZÓN para compartir las sensaciones que está viviendo y cómo está preparando el esperado regreso.

–¿Cómo se encuentra para su vuelta?
–Contento, feliz e ilusionado. Salgo de la nada y estoy poniendo todo mi empeño para que marche bien.

–¿El percance de Zaragoza marcó la decisión de apartarse una temporada de este mundo?
–En cierto modo sí, pero ya venía con la operación a la que me sometí en Colombia a cuestas y tras el golpe de Zaragoza los médicos me dijeron que no podía torear en dos o tres meses . En septiembre ya estaba recuperado, pero no vi conveniente volver en esas fechas, y más después de haber dicho que me alejaba de las plazas.

–Se quedó prácticamente sin ningún caballo. Esto hace más complicada la vuelta.
–Sin duda. Vendí varios caballos y ahora toca hacer una cuadra nueva con animales que no sabemos si valdrán para torear, lo que hace más complicado todo, pero creo que con ilusión y mucho trabajo sacaremos adelante mi carrera.

–¿De qué le han servido estos meses apartado de los toros?
–Han valido para hacer lo que me gusta: el toreo de campo, acosar o apartar encierros... También me ha servido este tiempo para pensar y reflexionar en especial muchas cosas de la vida y poder afrontar esta nueva etapa con ganas de volver a ser el que era.

–¿Qué temporada le gustaría hacer?
–Todo dependerá de lo que me diga Rubén Espinosa (apoderado). Tras haberle dejado «tirado» esta campaña ha confiado en mí de nuevo y yo confío en él para llevar mi futuro. Lo que está claro es que ,yo vaya adonde vaya saldré a dar la cara y dejar lo mejor de mí.

–¿Y Madrid?
–Es obvio que me encantaría poder ir a Las Ventas, no me dan miedo los compromisos, pero lo importante es torear y hacerlo bien, aunque sea en pueblos o plazas de menor categoría.

–Sobre la actualidad. ¿Ha podido hablar con su compañera Noelia Mota?
–Aún no he podido charlar con ella, pero durante todo este tiempo estaba informado a través de su apoderado y del padre. Me alegro muchísimo de que haya salido adelante después del golpe tan feo que se llevó.

–Para que luego digan que el rejoneo no tiene el mismo peligro que el toreo a pie.
–Yo lo he comprobado en mis carnes varias veces. He tenido percances de todo tipo. Todo aquel que se pone delante de un toro se arriesga a tener algún accidente, ya sea a caballo o a pie.