Desmontando los 110 Km/h

El nuevo límite ha supuesto un ahorro mínimo y sí ha generado gastos innecesarios y más actividad judicial

Las señales las cambiarán empresas de conservación
Las señales las cambiarán empresas de conservación

MADRID- Cuatro meses a 110 no han servido para ahorrar lo que el Gobierno esperaba ni para fomentar el uso del transporte público y sí ha provocado gastos innecesarios y más actividad judicial.


SINIESTRALIDAD
El número de fallecidos en accidente ha bajado con el límite de 110 km/h, pero la mitad que con el de 120 km/h. No hay más que ver la estadística de la DGT. Entre marzo y mayo del año 2010 los muertos se redujeron un 16,5 por ciento con respecto al año anterior. En los mismos meses de 2011, con los 110 en vigor, la reducción ha sido mucho menor, del 0,5%.


CRISIS Y TRÁFICO
El menor consumo de carburante no se ha producido como consecuencia de los 110, sino por la desaceleración de la actividad económica que ha afectado al transporte por carretera y que ha provocado que haya menos movimiento de coches. En 2010 ya hubo una bajada de movimiento de vehículos del 6% y eso se tradujo en una reducción de 1,8% en el consumo de combustible tanto en gasolinas como en gasóleo. A esta circunstancia hay que unir la gran cantidad de obras que ha habido en las vías (sólo la A-1 tiene más de 100 Km) lo que ha ocasionado que en muchos tramos no se pudiera circular a más de 80 km/h. Es la tesis que defiende Automovilistas Europeos Asociados (AEA), además de algunos grupos políticos, como el PP.


AHORRO CUESTIONABLE
Las cotizaciones del crudo eran ya similares a la obtenidas en septiembre de 2008 y entonces el Gobierno no adoptó esta medida. El incremento de los precios se ha traducido en que los consumidores hemos pagado más en la gasolinera, pero eso también ha ocurrido al resto consumidores europeos y en ningún país ha bajado el límite de velocidad. Hacienda ha salido beneficiada por el incremento de los puestos, que ha supuesto una mayor recaudación por impuestos, dice AEA. El Gobierno mantiene que el precio del barril seguirá bajando y por eso lo razonable es volver a los 120 km/h, pero el precio del barril Brent se mantiene estable desde el 4 de marzo pasado, en que se aprobó el límite de 110. Ese día el barril cotizó a 115,68 dólares, frente a los 105 dólares del jueves y los 114 a los que cerró el miércoles pasado la sesión. Es decir, el precio ha fluctuado sólo en diez dólares.
El Gobierno dice que ha ahorrado 450 millones con el límite de 110, menos de la mitad de lo que pensaba, que cifraba en 1.400 millones. Asociaciones como Dvuelta creen que el ahorro real atribuible al 110 apenas es del 0,2%.


MÁS ACTIVIDAD JUDICIAL
La aplicación de los 110 km/h ha supuesto un incremento de la actividad de jueces y tribunales que han aplicado el límite de 110 para condenar a los automovilistas por el delito de seguridad vial. Se consideraba delito antes del 7 marzo circular a 201 km/h; después de esta fecha es delito circular a partir de 191 km/h. Aunque algunos fiscales niegan haber actuado cuando se ha dado este supuesto, Automovilistas Europeos Asociados asegura que cuenta con varios expedientes por esta causa entre sus asociados.


GASTO INNECESARIO
El Gobierno desembolsó 250.000 euros en la «operación pegatina» para cambiar las 6.150 señales de 11.300 kilómetros de autopistas. El Ejecutivo ha asegurado que se volverá a gastar lo mismo en volver a reponer la antigua señalización. Los fabricantes mantienen que no es posible despegar las pegatinas y la mejor opción es renovar las señales, una opción que al Gobierno le saldría por 600.000 euros.


SIN DESCUENTOS
Renfe no prolongará la rebaja del 5% de las tarifas de Cercanías y Media Distancia a partir del 1 de julio, cuando volvamos a los 120, justo cuando hay más viajeros. Los expertos aseguran que la medida no ha servido para incrementar el uso del transporte público.


EN CONTRA DE EUROPA
15 de los 27 países de la UE mantienen su límite de velocidad en 130 km/hora y sólo en Suecia y Reino Unido la velocidad máxima de circulación es 110 km/h.


CONSUMO EN COCHES
El Gobierno pretendía ahorrar combustible y reducir las emisiones, pero a esa velocidad los consumos se rebajan sólo si el mantenimiento es bueno. Incluso algunos coches automáticos consumen más a 110 que a 120.


LAS MISMAS MULTAS
Las multas empezaron bajando, pero las infracciones por exceso de velocidad se incrementaron un 8% en la última semana del mes de mayo.


El 80% de usuarios quiere ir a 130 o más
El límite de 110 ha sido siempre impopular entre los automovilistas, que comenzaron respetando la norma por temor a la multa, aunque la misma DGT alertó ya en el último mes de un cierto relax entre los conductores españoles en el cumplimiento del polémico límite. Las encuestas revelan la satisfacción de los usuarios con la vuelta al nuevo límite. Así, la realizada por larazon.es constata que el 80% es partidario de poner el límite en las vías españolas a 130 km/h o más; el 11% a 120 km/h; y el 9% a 110 o menos. Alfredo Pérez Rubalcaba, consciente del descontento generalizado entre los conductores, ha optado por acabar con los 110 como un guiño a los conductores ahora que va a ser el candidato del PSOE a La Moncloa. El candidato se impuso tras un intenso debate en el seno del Consejo de Ministros.