Odón Elorza ahora siente «vergüenza» de tener como diputado general a Garitano

El exalcalde de San Sebastián Odón Elorza (PSE/EE) ha asegurado hoy que siente "vergüenza"de tener como diputado general de Guipúzcoa a Martín Garitano (Bildu), cuyo "sectarismo, inmadurez como gestor y político que se dice demócrata, y su provocación a las víctimas de ETA resultan inadmisibles".

Elorza ha hecho pública una reflexión, a través de su blog y su página personal en Facebook, en la que critica duramente a Garitano, quien dijo el pasado viernes que los atentados de ETA en Cataluña fueron "más que un error"y que la izquierda abertzale debe "un respeto especial a las víctimas en Cataluña".

Odón Elorza cree "despreciable"que Garitano se haya atrevido, "por razones de conveniencia política para la antigua Batasuna", a establecer "categorías humanas entre las víctimas"al afirmar que consideraba un error las causadas por ETA en Cataluña.

"¿Y las demás?, ¿Qué tiene que decir de las demás víctimas?", se ha cuestionado Elorza, al tiempo que se ha preguntado "para cuándo la autocrítica personal del máximo responsable de una institución foral democrática por haber combatido y despreciado durante décadas los principios básicos de la democracia y de los derechos humanos".

Jugar con la desmemoria de los más jóvenes

"Garitano se piensa que la condena de los atentados debe tratarse como una larga novela por entregas en la que, con suerte, hay que esperar pacientemente al último capítulo para conocer de una puñetera vez si se producirá el rechazo global de ETA y el reconocimiento de la barbarie que supusieron los asesinatos en un Estado democrático", agrega Elorza, convencido de que el diputado general de Guipúzcoa juega con el factor "de la desmemoria de las personas y el desconocimiento de lo ocurrido de los más jóvenes de la sociedad vasca".

Frente a esto, Elorza dice que los que han leído los artículos de prensa que Garitano escribía o escuchado su intervención en tertulias saben "bien cómo pensaba". "¿Qué dijo del asesinato de Ernest Lluch entonces, por ejemplo?", añade el escrito de Elorza, titulado "¿Hasta cuándo tenemos que esperarle, señor Garitano?". Frente a esto, Elorza aboga por "reencauzar el proceso de paz para avanzar sobre bases democráticas y apostar por una normalización sin sectarismos".