Padre de un mosso asesinado: «A mí la penúltima tregua me costó un hijo»

Santos Santamaría Zaragoza, padre de un mosso d'esquadra asesinado por ETA en 2001, sostuvo hoy que no hay que dar ninguna credibilidad al anuncio realizado este domingo por ETA de que no cometerá "acciones armadas".

"No hay que darle ninguna credibilidad, porque a mí me costó un hijo la penúltima tregua", aseguró Santamaría a Servimedia.

Este padre señaló que la banda etarra sólo será digna de crédito cuando anuncie "el día que digan dónde y cuándo entregan las armas".

El agente de los Mossos d'Esquadra Santos Santamaría Avedaño murió en Roses (Girona) el 17 de marzo de 2001. El policía, que tenía 32 años, falleció al sufrir el impacto de un coche-bomba que había colocado la banda etarra.