Motociclismo

La sombra de Valentino es alargada

La sombra de Valentino Rossi (Yamaha) es alargada y permanece sobre el Mundial de MotoGP tres semanas y dos grandes premios después de que se cayera en los entrenamientos libres del Gran Premio de Italia.

Valentino Rossi convalece en su pueblo, Tavullia, en la región italiana de Las Marcas, de la rotura abierta de tibia y peroné, lejos del circuito de Assen, en el norte de Holanda, una carrera que ha visto, como la mayoría, grandes gestas del nueve veces campeón del mundo de motociclismo y donde el año pasado consiguió su victoria número cien.La ausencia de Rossi, de 31 años, sirve, en cualquier caso, para imaginarse cómo será el campeonato cuando se retire un piloto que está considerado por muchos como el mejor de la historia del motociclismo y que en 14 años no se perdió una sola carrera, salió en 230, ganó nueve títulos, 104 pruebas y popularizó como ninguno este deporte.En estas dos carreras su "presencia"trasciende a lo deportivo. No hace falta ser un lince para darse cuenta de que tanto en las gradas y tribunas de Silverstone el pasado fin de semana y de Assen en el presente predomina el color amarillo y azul de sus seguidores, los números 46 y todo tipo de parafernalia que el italiano ha popularizado a lo largo de sus 14 años en el campeonato.Un ejemplo, mientras en las tiendas de recuerdos y camisetas de Valentino Rossi en el circuito británico había cola el viernes para comprar sus camisetas, pegatinas, llaveros o polos, las de los pilotos españoles Jorge Lorenzo (Yamaha), su compañero de equipo y líder del Mundial de MotoGP, y Dani Pedrosa (Honda) apenas tenían una decena de personas.En el Gran Premio de Gran Bretaña en el cartel oficial de la carrera la imagen era la del vigente campeón de MotoGP.Ya, tras su accidente en Mugello, el 6 de junio, la audiencia televisiva internacional bajó, aunque en España, con la victoria de Pedrosa y el segundo puesto de Lorenzo, subió.Incluso, el vicepresidente del club de seguidores del italiano, Flavio Fratesi, se desplazó a Inglaterra el fin de semana pasado y desde el box que debería haber ocupado Rossi se mostró un cartel con un dibujo del piloto tumbado en una cama y con el mensaje "Torno subito"(Vuelvo Pronto). Falta hace.