Rouco presidente por cuarta vez

El cardenal Rouco presidirá la Conferencia Episcopal Española un trienio más: es el único caso de presidente que en España haya estado al frente cuatro trienios. El arzobispo de Madrid y anfitrión de las Jornada Mundiale de la Juventud de este verano recibió 39 votos (sobre 74 emitidos), que no es unanimidad pero sí mayoría absoluta

Rouco Varela, reelegido presidente de la Conferencia Episcopal Española
Rouco Varela, reelegido presidente de la Conferencia Episcopal Española

El arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que ya era vicepresidente y fue presidente de 2005 a 2008, recibió 28 votos. Hubo además 3 para el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, 2 para el arzobispo castrense Juan del Río y 2 en blanco. En la votación para decidir el vicepresidente, Blázquez consiguió 51 votos. El otro candidato que sonaba en pasillos, el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, obtuvo 17 votos. Osoro recibió 3, Del Río uno y Juan José Asenjo, arzobispo de Sevilla, otro.

Según los Estatutos de la Conferencia Episcopal, el Comité Ejecutivo debe tener siete miembros, uno de los cuales siempre será el arzobispo de Madrid. Al ser reelegido Rouco como presidente, con Blázquez en la vicepresidencia y el obispo Juan Antonio Martínez Camino como secretario (su cargo es de los pocos que en esta plenaria no se votan), deben salir Sistach y Osoro y quedan cuatro plazas para vocales. Juan del Río, un hombre de talante conciliador y apreciado por los hermanos en el episcopado, repite como vocal. También repite Juan José Asenjo, que lleva dos años como arzobispo de Sevilla. Las novedades son Barrio y Pérez. La opción por Julián Barrio es en parte un reconocimiento a su acogida a Benedicto XVI en Santiago de Compostela y a su apuesta por la nueva evangelización, como se vio en el PEJ, el gran encuentro de jóvenes peregrinos del verano pasado con motivo del año jacobeo.

Por último, Francisco Pérez, cuyo mandato al frente de las Obras Misionales Pontificias acababa después de 6 años impulsando las misiones, encuentra el reconocimiento de los obispos al ser elegido para el Comité Ejecutivo. Pérez y Barrio aportan aún más capacidad de diálogo y mediación entre todos los obispos y el resultado es una Ejecutiva calificada como «cordial» por los analistas.

Por la tarde se decidieron las presidencias de comisiones. Osoro fue asignado a Apostolado Seglar; Jesús Catalá, de Málaga, a Clero; Adolfo González, de Almería, a Doctrina de la Fe; el cardenal Martínez Sistach, a Liturgia; Braulio Rodríguez, de Toledo, a Misiones; Vicente Jiménez, de Santander, a Vida Consagrada; Ciriaco Benavente, de Albacete, a Migraciones, y Sebastià Taltavull, después de dos años como auxiliar de Barcelona, a Pastoral. José Ángel Sáiz, de Terrassa, repite en Seminarios y Universidades, igual que hace Casimiro López, de Castellón, en Enseñanza y Catequesis.