Fútbol bajo fianza

La Audiencia Nacional exige una provisión a la AFE por los posibles daños y perjuicios que pueda ocasionar la suspensión de la jornada

Luis Rubiales, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles
Luis Rubiales, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles

Madrid / Barcelona- La Audiencia Nacional decide hoy el calendario del fútbol español. De ella depende que el domingo se dispute la jornada como estaba previsto o que los partidos se suspendan de manera cautelar como solicita la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). A cambio, el sindicato deberá depositar una fianza para hacer frente a los daños y perjuicios que puedan derivarse de la suspensión de la jornada en el caso de que la justicia no atienda las reclamaciones sobre el convenio colectivo, que caminan por la vía ordinaria.

La AFE, con el apoyo de todos los capitanes de Primera y Segunda División, ofrecía la posibilidad de jugar toda la jornada el día 3. Pero la Liga rechaza esa posibilidad. «En caso de que la Audiencia Nacional decida que se suspenda la jornada del día 2, esto nos obligaría a correr la jornada una semana. Se pasaría al día 9 y así sucesivamente», explicó ayer Carlos del Campo, secretario general de la LFP en la cadena Ser. La Liga debía concluir el 22 de mayo, pero si todas las jornadas corren un turno, la decisión del campeonato se aplazaría tres semanas, hasta el 13 de junio. El 29 de mayo se disputa la final de la Liga de Campeones y el primer fin de semana de junio juega la Selección, lo que impide que se dispute la jornada en ese tiempo.

Este cambio de fechas tampoco resulta extraño en la LFP. Sólo Argentina, donde no se conocen los horarios hasta cuatro días antes de la jornada, le gana en improvisación. En España, los horarios suelen hacerse oficiales una semana antes.

El tópico del orden alemán se hace realidad en la «Bundesliga», uno de los mejores ejemplos en materia de horarios. El calendario de una temporada queda marcado cuando acaba la anterior y las franjas de partidos son inalterables. Cada jornada comienza el viernes con un partido a las 20:30, continúa el sábado con cuatro encuentros a las 15:30 y uno a las 18:30; y se cierra el domingo con un choque a las 15:30 y otro a las 17:30. Sólo una catástrofe natural puede alterar este esquema.

La «Premier» funciona de manera parecida. Su calendario queda fijado en junio, este año fue el día 17, dos meses antes del inicio de la competición. Los días y horarios sólo pueden verse alterados por culpa de la «FA Cup», que tiene prioridad. Los famosos desempates que se dan cada temporada en la Copa obligan a hacer algunos retoques al calendario inicial. Eso sí, la Federación se obliga a informar con cuatro semanas de antelación si se produce algún cambio.

A pesar de la mala fama que tiene Italia en este tipo de asuntos, el «Calcio» funciona mucho mejor que la Liga. Se establece el calendario a principio de temporada. Además, es habitual que los jugadores disfruten de un importante parón navideño como sucede este año, que va del 19 de diciembre al 6 de enero. La principal novedad esta temporada ha sido la disputa de un partido en la franja dominical de las 12:30, que ha generado cierta polémica por la frontal oposición de la Iglesia católica.