Los rebeldes libios toman el palacio de Gadafi en Trípoli

Los combatientes rebeldes libios han conseguido entrar hoy en el complejo donde reside el coronel Muamar Gadafi, en el corazón del palacio fortaleza de Bab El Aziziya, informó la cadena de televisión Al Yazira. Unidades armadas de los insurgentes controlan totalmente el palacio-cuartel, según otras cadenas de televisión árabes.

Las mismas fuentes indicaron que los rebeldes no han encontrado ninguna resistencia cuando penetraron en Bab el Aziziya, en cuyo tejado ondea ya la bandera tricolor, roja, negra y verde, usada por las fuerzas antigadafistas desde el comienzo de la rebelión, el pasado febrero.

Los insurgentes lanzaron desde las primeras horas del martes un violento asalto a esta fortaleza para intentar controlar a las brigadas fieles al régimen que la defienden, según las fuentes y rompieron la defensa del complejo que se extiende sobre seis kilómetros cuadrados por el acceso norte tras castigar la defensa de las fuerzas leales al régimen, señalan las fuentes.

"Los revolucionarios han entrado en Bab El Aziziya sin que se haya dado una gran resistencia y han conseguido izar el emblema de la revolución sobre la casa del coronel Gadafi", explicaron las fuentes.

Al Yazira ha difundido imágenes donde se podían ver vehículos de los rebeldes en el interior de la fortaleza mientras otros automóviles recorrían la capital Trípoli para anunciar el control de la zona.

Las brigadas del régimen gadafista que se encontraban en Bab El Aziziya depusieron las armas y se rindieron rápidamente a los insurgentes, por lo que el asalto se ha desarrollado prácticamente sin la menor resistencia, explican las mismas fuentes.

La televisión catarí informa también de que los habitantes de la capital comienzan a afluir hacia la zona donde los rebeldes celebran lo que han calificado de "la madre de todas las victorias", en alusión a la toma del palacio de Gadafi.

Límite: 72 horas

El representante ante la ONU del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio, Ibrahim Dabashi, dio hoy por finalizado el régimen de Muamar el Gadafi y vaticinó que los rebeldes lograrán el control total de Libia en las próximas 72 horas.

En declaraciones a la prensa en la sede de la misión libia ante Naciones Unidas, el diplomático destacó, asimismo, que las tropas de los insurrectos ya avanzan hacia Sirte, ciudad natal de Gadafi, que esperan tomar en 48 horas.

"Esperamos que Libia será completamente libre y estará en calma en las próximas 72 horas", dijo Dabashi, quien fue embajador adjunto del régimen ante la ONU hasta que el pasado marzo se declaró en rebeldía junto al resto de la delegación diplomática.

En este sentido, precisó que los rebeldes se dirigen hacia Sirte "desde el este y el oeste", y se mostró convencido en que su población abrazará la revolución. "El régimen de Gadafi dejó de existir hace dos días, momento desde el que toda institución ha dejado de funcionar", destacó el diplomático.

Sobre el paradero del dictador, Dabashi confirmó que los rebeldes han tomado control de su residencia fortificada, pero admitió que no saben dónde se encuentra. "Es posible que Gadafi, sus hijos y sus altos oficiales se hayan desperdigado por distintas casas en Trípoli, y también puede ser que Gadafi se encuentre escondido en algunos de los refugios subterráneos que hay en la ciudad", explicó.

A este respecto, vaticinó que "no podrán escapar por mucho tiempo más", y apostó por que, cuando todo el país esté en manos de los rebeldes, se produzca la detención de la plana mayor del régimen de Gadafi con el coronel a la cabeza.

Dabashi aprovechó la convocatoria a la prensa para criticar "los numerosos análisis"y las predicciones de "varios países"que creían en "una solución pacífica en un esfuerzo por salvar al régimen y dividir Libia". Los últimos acontecimientos demuestran que el conflicto "sólo iba a acabar por la vía militar", resaltó.