La inversión pública cayó en el último año un 17%

La obra civil sigue acaparando el mayor esfuerzo inversor en la ciudad y su provincia, con ocho de cada diez euros de los fondos institucionales
La obra civil sigue acaparando el mayor esfuerzo inversor en la ciudad y su provincia, con ocho de cada diez euros de los fondos institucionales

SEVILLA- Los recortes económicos y sociales anunciados por el Gobierno central implican una disminución de las inversiones estatales en más de 6.000 millones de euros, así que la inquietud es máxima ante su traducción a nivel local. Pero lo cierto es que esta situación no es nueva en absoluto, ya que los fondos públicos vienen reduciéndose progresivamente en la ciudad y su provincia durante los últimos años: sólo en 2009 disminuyeron un 17,3 por ciento respecto al ejercicio anterior. Según los últimos datos del Barómetro de Economía Urbana, elaborado por Sevilla Global y correspondientes al segundo semestre de 2009, la licitación pública en la provincia se quedó en 1.406 millones de euros. Para esta sociedad municipal, es un nivel de inversión «muy destacado» y similar al registrado en 2007, cuando sólo se vislumbraban indicios de la crisis global. No obstante, la provincia experimentó una caída más acusada que Andalucía (un 14,5 por ciento menos que en 2008) y España (0,4 por ciento menos).El esfuerzo inversor en Sevilla se centró en la obra civil, con 1.080 millones: 8 de cada 10 euros se dedicaron a este fin, pero fue este destino el que más se redujo, un 17, 7 por ciento respecto al 15,9 por ciento en que cayó la inversión en edificación en la provincia. El estudio subraya, además, el creciente peso de los ayuntamientos en la licitación y ejecución de inversiones públicas. En este campo, la actividad municipal alcanzó el año pasado un importe de 435,4 millones, lo que representa el 31 por ciento del gasto realizado por las administraciones y refleja un incremento internaual del 231,3 por ciento. El «truco» está, según el informe, en los «planes de estímulo desarrollados», o sea, los fondos estatales y autonómicos de los programas 8.000 y Proteja que gestionaron los ayuntamientos.Menos actividad privadaMientras, la actividad privada continuó en franco retroceso durante el pasado año. El número de empresas constituidas en la provincia fue de 3.171, frente a las 4.064 creadas en el ejercicio anterior, con una reducción de casi el 22 por ciento, sobre todo en las sociedades limitadas. Hasta 654 compañías fueron disueltas, un 18,3 por ciento más que en 2008.Esta compleja situación económica tiene también su reflejo en el mercado laboral: 2009 acabó con 71.431 parados en la ciudad, lo que representa un crecimiento del 18 por ciento respecto a 2008, con la construcción como el sector con peor comportamiento y con cada vez menos contratos indefinidos –se redujo un 29,2 por ciento respecto al año anterior–. Al menos, se percibe cierta desaceleración en el ritmo de destrucción de empleo, ya que en el primer semestre de 2009 el aumento del desempleo era del 40 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.